11 de octubre de 2018
11.10.2018

Emmasa asegura que el vertido de La Hondura no afectó al mar

El Ayuntamiento solicita a la empresa del agua que amplíe la información remitida

11.10.2018 | 16:44
Instalaciones de la estación depuradora de Buenos Aires, en Santa Cruz.

El Consistorio no descarta una sanción

El informe que Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife) ha remitido al Ayuntamiento establece que el vertido de agua depurada que se produjo el pasado 25 de septiembre en el muelle de La Hondura no afectó al mar y, por lo tanto, al medio ambiente. Aún así, el Consistorio, y según lo anunció este jueves, 11 de octubre, en una Comisión de Control el edil de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, los técnicos municipales han solicitado a Emmasa, integrada en el Grupo Sacyr, una ampliación de los documentos recibidos.

Asimismo, y a raíz precisamente del expediente informativo abierto por el citado vertido a la empresa que gestiona el agua en el municipio, Arteaga aseguró que "si este procedimiento señala que hubo una actuación deficiente" por parte de Emmasa, entonces el Ayuntamiento "incoará el correspondiente expediente sancionador".

Según el informe de Emmasa, el vertido producido fue de aguas depuradas y no de aguas fecales. "De hecho, los valores de los parámetros analizados tras ese incidente en el medio receptor (el mar) son de mejor calidad que cuando existen alivios por lluvias debido a escorrentías en la zona", puntualizó el concejal de Servicios Públicos en la Comisión de Control, a raíz de la comparecencia solicitada por el Partido Socialista.

"La incidencia de turbidez fue puntual y la empresa actuó de forma efectiva en la solución de la misma. Tuvo una duración total de tres horas, se aisló inmediatamente el clarificador número 1 y se realizaron las maniobras de operación necesarias para restablecer el normal funcionamiento de la instalación", añadió el edil.

Dámaso Arteaga también aclaró que desde Emmasa "se han dispuesto medios añadidos para controlar este tipo de incidencias, de las que hasta ahora no había antecedentes, y para que no se vuelvan a producir". "Se cuenta con un sistema de medición y alarma en continuo de turbidez y también se han implantado nuevos mecanismos para realizar las acciones de aislado de los clarificadores", agregó.

En el informe de Emmasa se indica que la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), ubicada en la zona de Buenos Aires, "es muy sensible a cualquier incidencia operativa, climatológica o de mantenimiento por su situación de estrés y sobrecarga de capacidad". En este sentido, el edil nacionalista aprovechó para recordar que la única solución posible para poner fin a los vertidos pasa por la ejecución de la obra de ampliación de la depuradora, que el Estado ya ha adjudicado por 33 millones de euros, pero que aún no se han iniciado.

Aún así, insistió Dámaso Arteaga, "hemos abierto un expediente informativo a Emmasa por el vertido del 25 de septiembre en La Hondura y si este concluye que se produjo una actuación deficiente, se incoará entonces un expediente sancionador". Con tal fin, agregó el concejal, el Ayuntamiento ha requerido a Emmasa, desde el pasado lunes 8 de octubre, para que presente información complementaria a la que ya obra en poder de los técnicos del Consistorio.

"Desde hace muchos años hemos reclamado a todas las administraciones que este no es un problema exclusivo de Santa Cruz, ya que a la depuradora llegan aguas de otros dos municipios, La Laguna y El Rosario, y la capacidad ya era incluso corta cuando se construyó. De ahí, la urgencia de nuestras constantes gestiones con el Estado que parece que, por fin, realizará la obra. Solo nos queda estar pendientes de que se ejecute en los plazos previstos", manifestó el edil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook