13 de julio de 2018
13.07.2018

Santa Cruz de Tenerife ofertará 52 plazas de empleo público antes de que acabe 2019

El edil de Recursos Humanos asegura que estudiará las propuestas que mejoren las bases del concurso

12.07.2018 | 23:11
Santa Cruz de Tenerife ofertará 52 plazas de empleo público antes de que acabe 2019

El Ayuntamiento de Santa Cruz tiene previsto convocar una oferta de empleo público antes de que finalice el 2019, una oferta con la que se pretenden cubrir como máximo 52 plazas para funcionarios de carrera. "Las bases ya han sido aprobadas por la mayoría de los sindicatos, por lo que las iremos sacando poco a poco", explicó el concejal de Recursos Humanos, el nacionalista Juan José Martínez, durante la Comisión de Control que se celebró ayer en el Consistorio chicharrero.

Martínez compareció a petición de Izquierda Unida para informar sobre las medidas que va a tomar el Ayuntamiento para buscar una solución a las 300 personas que trabajan como interinos. "El límite que nos hemos puesto es la legalidad", aseguró el también edil de Hacienda, quien hizo referencia a "las restricciones a las que nos hemos tenido que enfrentar durante estos últimos años de crisis para poder convocar plazas, solo hemos podido sacar las de la Policía Local, el resto lo hemos tenido que cubrir con funcionarios interinos".

"La alternativa era no tener a este personal que se encargara de dar servicios a la ciudadanía", apuntó Juan José Martínez, para precisar que el Ayuntamiento ha tenido que contratar a 102 interinos en estos últimos años de crisis. No obstante, a esta cantidad habría que sumar otros casi 200 que fueron contratados en mandatos anteriores y ya llevan hasta 20 años trabajando para la Corporación local.

A juicio del portavoz de Izquierda Unida, Ramón Trujillo, "este problema lo ha creado el Ayuntamiento y viene de antes de la crisis". "Además, este problema ha dado lugar a situaciones como las que estamos viendo con los 13 trabajadores del servicio de recaudación que están cobrando un salario pese a estar en sus casas", añadió.

"Es importante tratar de buscar soluciones a esta situación", apuntó Trujillo, quien comentó que una de las soluciones podría ser buscar fórmulas para que primen los méritos o que dichos trabajadores denuncien su situación en los tribunales y se conviertan en trabajadores públicos por decisión judicial.

Izquierda Unida no fue la única formación política que abogó por buscar una solución a estos trabajadores, pues también la reclamaron Ciudadanos, Sí se puede y el PSOE. De hecho, el portavoz de los socialistas chicharreros, José Ángel Martín, afirmó que "si a las 200 personas de etapas pretéritas se suman las otras 100 contratadas durante la crisis, tenemos que un porcentaje importante de la plantilla municipal está en una situación delicada".

"No podemos dejar desamparados a estos trabajadores y menos ante una oferta de empleo público en la que estarán en desigualdad de condiciones", insistió Martín, quien instó al edil de Recursos Humanos a buscar fórmulas para impedir que se vulneren los derechos de los interinos que se presenten a dicho concurso público y que tampoco se menoscaben los de las personas que quieran presentarse.

Pese a que el concejal de Recursos Humanos aseguró que los interinos recibirán cursos de formación para que se reciclen y que está abierto a escuchar e incluso incorporar aportaciones a las bases de la convocatoria pública, el portavoz de Sí se puede, Pedro Fernández Arcila, propuso que se paralice todo el proceso hasta llegar a acuerdos con los sindicatos. "No podemos retrasarnos en la convocatoria porque si las sacamos los últimos, se apuntará más gente", dijo Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook