06 de julio de 2018
06.07.2018

El Casino convoca Asamblea General por la polémica de las bermudas

La institución reúne el próximo martes a sus socios para "informar de los sucesos ocurridos con un grupo de policías"

06.07.2018 | 18:41
Real Casino de Tenerife.

El Real Casino de Tenerife, en Santa Cruz, ha convocado la celebración de una Asamblea General por la ya conocida como polémica de las bermudas. La institución reunirá el próximo martes, 10 de julio, a sus socios y "poseedores de Tarjeta Familiar" para "informar de los sucesos ocurridos el pasado 27 de junio con un grupo de policías en el interior de nuestra sociedad".

Aquel día, y según lo adelantó la opinión de tenerife, el Casino prohibió la entrada a un concierto a un agente del Cuerpo Nacional de Policía, vestido de paisano, por llevar pantalones cortos. Este, ante la negativa de dejarlo pasar y de entregarle el libro de reclamaciones, solicitó la presencia de la Policía, acudiendo una patrulla de la Policía Nacional y otra de la Local.

El presidente del Casino, Miguel Pérez Cabrera-Camacho, ordenó a los efectivos abandonar la instalación al carecer de orden judicial. Como consecuencia de este rifirrafe, los dos agentes de la Policía Local actuantes elevaron dos actas contra Cabrera, una "por falta de respeto y consideración a miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones" y la otra "por la negativa del presidente del Casino a identificarse".

La polémica estalló en las redes y en los diferentes medios de comunicación, y comenzó un baile de acusaciones entre la Policía y el Casino. Este, es su perfil oficial de Facebook, publicó fotografías de los agentes, que retiró a las 24 horas. Fuentes sindicales del Cuerpo Nacional de Policía siguen estudiando la posibilidad de emprender acciones legales contra el Casino por un delito de odio, por las fotografías, debido a la alerta antiterrorista nivel cuatro que se mantiene en España.

Tras lo ocurrido, el Real Casino de Tenerife emitió una circular interna, firmada por Cabrera, en la que establece que "está terminantemente prohibida la entrada de miembros de la Policía Local o de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de servicio, sin que el presidente de nuestra Sociedad lo haya requerido o consentido, salvo que los agentes actúen con la preceptiva autorización judicial o por flagrante delito". Sin embargo, tanto fuentes policiales como de la propia Delegación del Gobierno central en Canarias han manifestado que no se le puede prohibir la entrada a un agente si es requerido por un ciudadano y para garantizar la seguridad.

Por su parte, el Ayuntamiento de Santa Cruz ha abierto un expediente de investigación reservada a los agentes de la Policía Local que intervinieron a requerimiento del ciudadano al que se le prohibió la entrada en el Casino, con el fin de averiguar qué fue lo que realmente ocurrió.

La polémica de las bermudas también ha enfrentado a la Policía Local y a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, a raíz de que el jefe de este servicio, Santiago Carlos Martín, calificara de "lamentable" la intervención de los agentes locales. Los sindicatos exigen su inmediata destitución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook