03 de julio de 2018
03.07.2018

Desalojada en Santa Cruz una madre de tres niñas menores de edad

Tamara González se pregunta qué explicación "daré a mis niñas"

03.07.2018 | 18:52
Desalojada en Santa Cruz una madre de tres niñas menores de edad
Támara González, la vecina de Santa Cruz que fue desalojada este martes de un piso de Ofra.

Tamara González, madre de tres niñas, de 3, 6 y 8 años, fue desalojada este martes, 3 de julio, de una vivienda situada en Ofra, en Santa Cruz, propiedad de Bankia y que ocupaba desde hace más de un año. Esta vez, y después de que el desalojo se hubiese paralizado hasta en tres ocasiones, ni Tamara ni el Ayuntamiento de Santa Cruz, que activó el Protocolo Antidesahucio, pudieron hacer nada. En el edificio en el que vivía Tamara, el número 21 de la calle Juan Rodríguez Santos, hay otras nueve familias más que lo ocupan de manera ilegal y que este martes 3 de julio mostraban su preocupación, pues "sabemos que seremos los siguientes".

Pasadas las diez y media de la mañana, y tal y como estaba previsto, los funcionarios judiciales y varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía pidieron a Tamara González que abandonara el piso. Acompañada por numerosos vecinos y por los portavoces de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento Partido Socialista, Izquierda Unida y Sí se puede, José Ángel Martín, Ramón Trujillo y Pedro Arcila, a Tamara no le quedó otro remedio que sacar sus pertenencias de la casa metidas en bolsas. "Qué explicación le voy a dar a mis niñas, qué clase de cuento me voy a inventar para que ellas no sufran", lamentó esta ciudadana.

Ella mantenía la esperanza de que se pudiera llegar a un acuerdo, de que la dejaran quedarse allí con sus hijas. Tamara, que ha protagonizado ruedas de prensa y que, incluso, intervino en el pleno del Consistorio chicharrero el pasado viernes, recordó que "la única alternativa que me han dado desde el IMAS (Instituto Municipal de Atención Social) es irme a un piso de emergencia, en el que conviviremos con otras familias que no conocemos y al que solo puedo llevar muy pocas cosas".

Asimismo, contó que el Ayuntamiento de Santa Cruz, a través del IMAS, le ha ofrecido un trastero de "cuatro metros" para poder guardar algunas de sus pertenencias y muebles, "pero no sé qué voy a hacer con el resto". "Al lugar al que vamos apenas puedo llevarme nada, ni siquiera los juguetes de mis niñas. Qué les voy a decir cuando me pregunte dónde estamos y con quién vivimos. Un piso de emergencia no es una alternativa para unas menores. He intentado buscar una casa de alquiler, pero el precio medio es de unos 500 euros y no tenemos ingresos suficientes, además de que nos piden unos requisitos que son imposibles de cumplir", señaló Tamara.

Los portavoces del PSOE, Sí se puede e Izquierda Unida mostraron su indignación ante lo ocurrido y criticaron que "el grupo de Gobierno en el Consistorio, formado por Coalición Canaria y el Partido Popular, no haya hecho nada". "El pasado viernes aprobamos en el pleno una moción con la que el Ayuntamiento de Santa Cruz se comprometió a aplicar medidas que mitiguen la carencia de vivienda pública en el municipio y a ampliar el Protocolo Antidesahucio aprobado en 2012 para atender nuevas situaciones de exclusión habitacional. El alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, dio un discurso sobre todo lo que hacía el Consistorio, pero, a la hora de la verdad, Tamara ha sido desalojada y lo mismo ocurrirá con el resto de familias del edificio si no se busca una solución rápida", manifestó José Ángel Martín.

El portavoz de Sí se puede calificó de "lamentable que ni siquiera haya aparecido un representante del equipo de Gobierno municipal, como el concejal de Atención Social, Óscar García, del PP, o el propio alcalde". "Se aprobó una moción muy importante en el pasado pleno para las políticas de vivienda, propuesta por el PSOE, Sí se puede e Izquierda Unida, pero la gestión de CC y PP sigue igual". Los partidos de la oposición denunciaron la falta de vivienda social que sufre Santa Cruz, a pesar de la elevada demanda, y recordaron que, por ejemplo, en El Sobradillo hay 16 viviendas públicas del Gobierno canario vacías que no se han adjudicado a nadie.

Por su parte, el grupo de Gobierno en el Ayuntamiento de Santa Cruz ha confirmado, a través de un comunicado, que el IMAS "ha puesto un piso de emergencia a disposición de la familia de Tamara González, que garantiza que ni ella, ni su pareja, ni sus tres hijas se van a quedar en la calle" después de ejecutarse el lanzamiento judicial de la vivienda que ocupaba. El edil de Atención Social asegura que Tamara "tiene en su poder las llaves del piso de emergencia desde el pasado viernes".

"Será el nuevo hogar de la familia hasta que consigamos encontrar una casa de alquiler, que se costeará con prestaciones municipales. Además, el piso de emergencia se encuentra vacío para recibir a la familia desde el viernes. Ni Tamara ni los suyos van a tener ningún gasto de luz, de agua o de gas, porque el Ayuntamiento se hace cargo de ellos", aclara Óscar García.

El concejal del PP lamenta, refiriéndose a los portavoces del PSOE, IU y Sí se puede, que "algunos pretendan hacer demagogia política con personas que atraviesan una situación de dificultad social, tratando de confundir a la opinión pública sobre la respuesta del Consistorio ante estos casos".

"La realidad es justo la contraria. Santa Cruz ha estado, está y estará al lado de Tamara y de su familia. Han sido los servicios sociales de este Ayuntamiento quienes han facilitado el piso de emergencia", añade García. Este recuerda también que el Consistorio, a través de la Alcaldía, activó el pasado lunes el Protocolo Antidesahucio para evitar el lanzamiento, solicitando a la entidad bancaria una prorroga que permitiera una solución habitacional.

En concreto, en una carta firmada por el alcalde, se le pedía a Bankia que "proceda a la paralización inmediata del desalojo previsto para el 3 de julio", pidiendo "una prórroga que permita la búsqueda de una solución habitacional que evite que estas personas, entre las que se encuentran tres menores, se queden en situación de exclusión severa y sin hogar". Sin embargo, el desalojo de Tamara se llevó a cabo.

"Sea como fuere, desde los servicios sociales de Santa Cruz seguiremos buscando un piso en alquiler y es bueno que se sepa que también hemos corrido con los gastos del servicio de un guardamuebles donde Tamara conservará debidamente sus enseres y pertenencias ante el lanzamiento judicial", apunta el responsable de Atención Social.

Por último, el concejal manifiesta que le produce "vergüenza ajena escuchar y ver cómo algunos políticos se valen del drama humano de una persona y de una familia sin recursos para atacar al Ayuntamiento que, lo repito, siempre ha estado, está y estará al lado de las personas con necesidades sociales".

Con respecto a la falta de viviendas públicas en Santa Cruz, el alcalde anunció el pasado viernes que el Consistorio está dispuesto a terminar todas las promociones de viviendas inacabadas de la ciudad que pertenezcan a bancos, con el fin de destinarlas a alquiler social, siempre y cuando se llegue a un acuerdo para que estas pasen a ser de propiedad municipal.

José Manuel Bermúdez ha asegurado que la intención del Ayuntamiento es adquirir este año "de forma urgente" 20 pisos y poner en marcha, a partir de 2019, y a través de dicha vía, un plan de vivienda que consistirá en la adquisición todos los años de promociones inacabadas, "con licitaciones y compras programadas". "La previsión es que en tres años hayamos adquirido 90 pisos nuevos", ha dicho el regidor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook