01 de julio de 2018
01.07.2018
Quién es quién en el callejero

El médico que amaba la poesía

El grancanario Tomás Morales está considerado uno de los impulsores del modernismo lírico en el Archipiélago. Una de sus obras más conocidas es 'Las Rosas de Hércules'

30.06.2018 | 22:38
El médico que amaba la poesía

Lucharon por el municipio, brillaron en sus campos o simplemente fueron vecinos humildes que por su generosidad merecieron el homenaje de Santa Cruz de Tenerife con una calle, plaza o parque con su nombre. Pero, ¿quién es quién en el callejero de la capital? la opinión de tenerife hace un recorrido por el mapa de Santa Cruz para ponerle cara a esos cientos de nombres y apellidos, muchos lamentablemente desconocidos. Hoy le toca el turno a la calle Poeta Tomás Morales, un escritor grancanario considerado como uno de los representantes del modernismo de las Islas.

Un médico al que no se le recuerda por los avances que hizo en esta disciplina sino por su virtuosidad con la pluma para plasmar versos que inspiraban a todo el que los leía. El grancanario Tomás Morales está considerado uno de los impulsores del modernismo lírico en el Archipiélago y compartió generación con otros poetas de la Isla como Alonso Quesada y Saulo Torón. Actualmente se le reconoce como el mejor escritor canario de su época y uno de los mejores autores modernos de toda España

Morales nació en el municipio grancanario de Moya en 1884 y se forma en el colegio de San Agustín y allí coincidió con el pintor Néstor Martín Fernández de la Torre. Ya desde esta época comienza a escribir sus primeros versos.

Fue en Cádiz a partir de 1900 cuando empieza a cursar sus estudios de Medicina y solo dos años después se publican sus primeras poesías en el periódico El Telégrafo. En 1904 se traslada a Madrid para continuar sus estudios y en la capital de España comienza a tener contacto con autores del mundo literario de la época a través de la mediación de los también escritores canarios Luis Doreste Silva y Ángel Guerra.

De esta manera, Morales frecuenta las tertulias literarias del Madrid de principios de siglo y consigue darse a conocer entre los intelectuales de la ciudad, llegando incluso a tratar con Rubén Darío.

La carrera de Medicina

La Revista Latina publica varios poemas suyos en 1907 y poco después saca su primer libro y termina la carrera de Medicina. Fue entonces cuando regresa de forma definitiva a Gran Canaria y comienza a trabajar como doctor en Agaete y en este núcleo permanece hasta que en 1919 se traslada a Las Palmas de Gran Canaria para continuar ejerciendo como facultativo.

El poeta solo publicó dos obras en su vida, Poemas de la gloria, el amor y el mar y Las Rosas de Hércules. Esta última es su obra más conocida y la que le hizo ser reconocido como un representante del movimiento modernista. Sin embargo, se trató de un proyecto inacabado, ya que pretendía continuar su escritura para dar forma a una obra en la que los cuatro elementos fueran el centro de atención.

Mitología clásica

Morales también trabajó en prosa crítica, tareas de traducción y en teatro. Durante su vida en sus obras se inspiró en la mitología clásica, el arte, el mar y la visión urbana y cosmopolita. Un año después de trasladarse a Las Palmas recibe varios homenajes por la publicación del libro II de Las Rosas de Hércules.

En 1921 es elegido vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria dando inicio a una carrera política que duraría muy poco ya que Morales falleció de forma prematura ese mismo año. El poeta recibió el laurel del Ateneo de Madrid poco antes de morir.

El autor no pudo ver cumplido su sueño de ver publicados los dos volúmenes de Las Rosas de Hércules, obra con la que se hizo famoso sobre todo por su Oda al Atlántico, en la que hizo su particular homenaje al mar que baña las Islas Canarias.

El autor canario ha recibido varios homenajes después de su fallecimiento. Uno de los más importantes fue la dedicación del Día de las Letras Canarias del año 2011 a su figura.

Diversas instituciones

Además, Morales da nombre a diversas instituciones del Archipiélago como un centro de educación Infantil y Primaria en el núcleo de Carrizal, en el municipio grancanario de Ingenio, y también a un instituto de Secundaria y una calle de Las Palmas de Gran Canaria. Pero el poeta no solo da nombre a instituciones sobre tierra firme, ya que además uno de los botes históricos de vela latina que regatean en la bahía de la capital grancanaria también lleva su nombre.

Santa Cruz tampoco quiso quedarse al margen del homenaje a este autor canario y por eso, una de las calles del barrio Salamanca lleva el nombre de este poeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine