13 de junio de 2018
13.06.2018

Neotrópico captura medio centenar de cotorras de Kramer en dos meses

La Fundación está ampliado sus instalaciones para poder seguir acogiendo más ejemplares de esta especie que amenaza el Parque Rural de Anaga

13.06.2018 | 17:16
Cotorras de Kramer en la Fundación Neotrópico.

La Fundación Neotrópico ha capturado ya alrededor de medio centenar de cotorras de Kramer (Psittacula kramen) en el marco de la campaña puesta en marcha por el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife hace ahora dos meses. El presidente de la Fundación, Jaime de Urioste, señala que las trampas "están funcionando muy bien" y se ha logrado retirar una cantidad importante de estos animales, que podrían representar una amenaza para el Parque Rural de Anaga si su población aumenta.

En Santa Cruz de Tenerife existen alrededor de 300 ejemplares de esta especie exótica invasora, principalmente en los parques de la ciudad. Compite con las especies autóctonas y ha ocupado su hábitat. Además, causa daños en los árboles y palmeras. Por este motivo, el Consistorio chicharrero emprendió en abril una acción de control sobre la población de cotorras de Kramer.

De Urioste explica que la campaña se realiza a través de la instalación de trampas "donde se colocan ejemplares vivos con agua y comida para atraer a estos animales". Esto permite capturarlos sin causarles daño y después son trasladados hasta el centro que la Fundación Neotrópico tiene en Barranco Grande, ya que se trata de una acción que sigue la filosofía del sacrificio cero.

De esta manera, la Fundación está llevando a cabo una ampliación de sus instalaciones para poder continuar acogiendo a un mayor número de ejemplares. "Creemos que hay alternativa al sacrificio", valora.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa, asegura que en el parque La Granja, donde comenzó la campaña, "apenas se detectan ya ejemplares", por lo que las acciones se van a trasladar a otros puntos de la ciudad "donde hemos recibido aviso de los vecinos por la presencia de estos animales". De esta manera, se está trabajando en el parque García Sanabria y en Cuchillitos de Tristán.

Correa afirma que el sistema de trampeo está resultando muy efectivo y que la campaña va a continuar para lograr reducir el número de ejemplares de este especie exótica invasora, ya que en apenas un año pueden doblar su población.

La cotorra de Kramer es un ave muy vistosa, pero puede ocasionar considerables daños al ecosistema. Por eso, indica el Ayuntamiento chicharrero, esta campaña de control va unida a otra de información, que se imparte en centros escolares, con el fin de concienciar a las nuevas generaciones sobre la importancia de no abandonar animales y, especialmente, los considerados como fauna exótica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine