03 de abril de 2018
03.04.2018

Santa Cruz de Tenerife contará este año con el plan para limitar la entrada de vehículos

La Junta de Gobierno aprueba licitar el contrato para eaborar el estudio del control del acceso a Santa Cruz

03.04.2018 | 20:00
Retenciones en una de las entradas a la capital.

La capital contará este año con el denominado Plan de Restricción y Control del Acceso al Casco Urbano de Santa Cruz, con el que el Ayuntamiento de Santa Cruz pretende limitar la entrada de vehículos a la ciudad. La Junta Local de Gobierno aprobó este lunes, 2 de abril, la previsión de las licitaciones en el área de Seguridad, Movilidad y Accesibilidad durante 2018, por un presupuesto de más de 2,6 millones de euros, entre las que se encuentra el contrato de servicios para la elaboración de dicho estudio.

Aunque en un principio la intención de la primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad, Zaida González, del PP, era licitar la redacción del citado plan el pasado mes de enero, tal y como lo indicó a La Opinión de Tenerife en octubre de 2017, finalmente, y según lo acordado este lunes por la Junta de Gobierno, la adjudicación se producirá en el segundo semestre del año. La empresa a la que finalmente se encargue este estudio deberá tenerlo listo en el plazo de tres meses, una vez que se firme el contrato. El Consistorio chicharrero destinará a la elaboración del plan 50.000 euros.

En este estudio se establecerá cuál es el método más adecuado para controlar el acceso de los coches a la capital, con el objetivo de evitar los colapsos de tráfico que sufre diariamente el municipio. A Santa Cruz acceden unos 27.000 vehículos cada día y se registran al año unos 76 millones de movimientos, unas cifras que, además, van creciendo.

Durante la elaboración de plan se estudiarán varias alternativas para limitar la entrada de coches a la ciudad, entre las que se encuentra, por ejemplo, el hecho de prohibir el acceso a vehículos en determinadas zonas de la capital durante las horas punta.

En el listado de las adjudicaciones de contratos previstas en el área de Seguridad para este año, aprobado el lunes por la Junta de Gobierno, también se encuentra el suministro de 77 emisoras portátiles con sistema Tetra destinadas a la Policía Local, por un importe de 66.990 euros; el suministro de 59 chalecos de protección balística, anticuchillo y antipuzón destinados a la Policía Local, por un presupuesto de 38.350; y la compra de nuevo mobiliario de oficina para la Policía Local chicharrera, por 300.000 euros.

Asimismo, en este listado se incluyen los contratos ya adjudicados, a principios de año y por la vía de emergencia, para el suministro e instalación de pilonas automáticas en numerosas calles de la ciudad, ante el nivel 4 de alerta terrorista que se mantiene en España, y para la adquisición de pistolas eléctricas Táser. Ambos contratos suponen un gasto de más de 1,3 millones de euros. En concreto, el Ayuntamiento invertirá en las pilonas 1.294.000 euros y en las pistolas Táser, 59.000.

Por último, en la citada previsión de licitaciones del área de Seguridad se encuentra el contrato del servicio sanitario preventivo de los actos del Carnaval chicharrero para 2019, que se sacará a concurso este mismo año, en el segundo semestre. El presupuesto que se destinará a este contrato asciende a 165.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook