02 de febrero de 2018
02.02.2018

Los nuevos chiringuitos de la playa de Las Teresita, en Santa Cruz, podrán tener camas balinesas y pérgolas

El proyecto técnico indica que los quioscos deben ser similares a los de las empresas NavarrOlivier o Modulexter, como los instalados en Alicante o en Puerto Banús

02.02.2018 | 17:31
Camas balinesas.

Las hamacas y las sombrillas costarán dos euros y las camas balinesas, 10 euros

El proyecto técnico elaborado por el Ayuntamiento de Santa Cruz para determinar las características de los nuevos chiringuitos de la playa de Las Teresitas, cuya instalación y explotación saldrá en los próximos días a concurso público, establece que estos deberán ser similares a los de las empresas NavarrOlivier o Modulexter, como los que se han instalado, por ejemplo, en Alicante o Puerto Banús. Podrán contar con camas balinesas, elementos que hasta ahora nunca se habían colocado en la playa chicharrera, y también con pérgolas, entre otras novedades.

Los ocho nuevos quioscos, cuya licitación ya ha sido aprobada por la Junta Local de Gobierno, según lo anunció la opinión de tenerife la semana pasada, sustituirán a los nueve que fueron precintados por la Gerencia Municipal de Urbanismo a principios de 2017, por carecer de licencia y tras llevar, la mayoría de ellos, más de 30 años en la playa.

Se colocarán en la arena y el coste de su instalación y construcción correrá a cargo de los adjudicatarios. Sobre quién deberá quitar de Las Teresitas las estructuras precintadas, el Ayuntamiento no quiere realizar ningún tipo de manifestación al respecto "de momento".

La superficie de los nuevos chiringuitos será de 20 metros cuadrados y contarán con una terraza de 50 metros cuadrados. En esta se podrán colocar 10 mesas, con cuatro sillas cada una. Asimismo, cada local deberá tener un baño, de 7,32 metros cuadrados, que solo podrá ser utilizado por los clientes del quiosco. Los adjudicatarios de los establecimientos también podrán explotar un servicio de hamacas y sombrillas. La superficie máxima de cada paño de hamacas en temporada alta se sitúa en los 960 metros cuadrados, para dar cabida a 120 hamacas y 60 sombrillas.

El pliego de condiciones que regirá el concurso público para la adjudicación de los nuevos quioscos establece que se podrán instalar también hasta un máximo de cuatro camas balinesas por local. Cada una sustituirá dos hamacas y una sombrilla.

"No podrán cerrarse las cortinas para no limitar la visibilidad a los usuarios de la playa. Las dimensiones básicas serán de 2 x 2 x 2 metros. El modelo a colocar deberá ser acorde al resto del mobiliario y de color blanco, debiendo tener unas condiciones mínimas de seguridad, comodidad, diseño y aspecto", se indica en el documento técnico elaborado por el Ayuntamiento de Santa Cruz.

Los tarifas máximas de los servicios que se cobrarán a los visitantes de la playa serán las aprobadas y acordadas por el Consistorio chicharrero, que en principio se estiman las siguientes: dos euros por la hamaca, dos euros por la sombrilla y 10 euros por cama balinesa.

Cada adjudicatario deberá abonar un canon anual al Ayuntamiento, que viene establecido en la autorización otorgada por Costas para los cuatro años de vigencia de la concesión, y que se cuantifica en 10.663,70 euros por año. El documento técnico establece que los quioscos tendrán unos beneficios de unos 174.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine