25 de enero de 2018
25.01.2018

La capital despide al pequeño Dereck

Más de un centenar de personas acuden al entierro del menor que fue atropellado en García Escámez

25.01.2018 | 09:29
La capital despide al pequeño Dereck
La capital despide al pequeño Dereck

"Durante todo este tiempo hemos estado esperando un milagro, pero finalmente Dios ha querido llevárselo". Con esta frase resumían ayer algunos de los que asistieron al entierro del pequeño Dereck el sentir de la familia. El menor de cuatro años falleció el pasado lunes después de que en octubre de 2017 fuera atropellado cuando se dirigía con sus hermanos al colegio García Escámez.

Más de un centenar de personas se reunieron en el tanatorio de Santa Lastenia para despedir al menor y arropar a la familia en estos duros momentos. Familiares, vecinos del barrio y también muchos padres del colegio García Escámez de la capital quisieron acercarse. Entre los asistentes también muchos integrantes de la comunidad ganesa de la Isla, ya que la familia del menor procede de este país africano aunque llevaba más de 20 años afincada en Tenerife. Además, al entierro acudieron varios representantes públicos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

Los sentimientos estaban a flor de piel para dar el último adiós a este pequeño, que se cruzó con la tragedia el 24 de octubre del año pasado, y muchos de los asistentes no pudieron reprimir las lágrimas.

La familia hasta el último momento esperó que el menor pudiera recuperarse de las graves lesiones que le produjo el atropello. Sin embargo, finalmente Dereck falleció el pasado lunes en el Hospital Nuestra Señora de Candelaria, donde había permanecido ingresado en estado crítico desde el accidente.

Desde allí, el cuerpo del menor fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense donde le fue practicada la autopsia. El Ayuntamiento de Santa Cruz colaboró con los gastos del sepelio del pequeño y el velatorio comenzó este martes hacia las 10:30 de la mañana. La misa para despedir al menor tuvo lugar pasadas las 14:30 de la tarde.

Dereck fue arrollado junto a su hermano Evans de seis años en un paso de peatones mientras se dirigían al colegio acompañados por su padre y su hermana mayor. La conductora de 28 años y madre de dos hijos, dio positivo en el test de drogas y presuntamente se saltó un semáforo en rojo y arrolló a los dos hermanos que caminaban por delante.

El mayor de ellos fue trasladado al Hospital Universitario de Canarias donde tuvo que ser operado quirúrgicamente en varias ocasiones. Por suerte, Evans ha conseguido sobreponerse de las lesiones y está haciendo vida normal. Por el contrario, Dereck tuvo que ser recuperado de una parada cardiorespiratoria tras el atropello y fue traslado al Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria con lesiones cerebrales muy graves.

El tío de los menores, Juan José Hernández, aseguró que la mujer ni siquiera ha llamado a la familia para disculparse por lo sucedido después de que hayan transcurrido tres meses desde el accidente. La conductora está en libertad con cargos a la espera de juicio y podría pasar hasta cuatro años en prisión por lo sucedido. La conductora se negó a declarar ante al juez y tuvo que entregar su permiso de conducir en el Juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine