23 de enero de 2018
23.01.2018

Fallece el menor que fue arrollado en García Escámez en octubre

Dereck de cuatro años y su hermano fueron atropellados por una mujer de 28 años en un paso de cebra cuando se dirigían al colegio

23.01.2018 | 02:51
Fallece el menor que fue arrollado en García Escámez en octubre

Dereck, el menor cuatro años atropellado el pasado 24 de octubre cuando se dirigía al colegio García Escámez, falleció ayer en el hospital donde permanecía ingresado desde que sufrió el accidente. El niño fue arrollado, junto a su hermano Evans de seis años, por una conductora de 28 años que presuntamente circulaba de forma temeraria por la carretera del Rosario y que dio positivo en un test de drogas tras el accidente.

El cuerpo del pequeño fue traslado ayer al Instituto Anatómico Forense para que le fuera practicada la autopsia y se prevé que tras realizar este procedimiento, será llevado a la cripta de Los Gladiolos para el velatorio y el posterior entierro.

Los hermanos iban de camino al colegio junto a su padre Jack Fandoh y su hermana mayor cuando, cruzando un semáforo en verde, fueron atropellados por esta mujer.

El progenitor señaló en su momento que el pequeño de cuatro años salió despedido varios metros tras el golpe y tuvo que ser recuperado tras sufrir una parada cardiorespiratoria. Mientras, su hermano mayor quedó tendido en el suelo cerca del paso de peatones. Asimismo, Fandoh indicó que la conductora se había saltado el semáforo cuando este estaba en verde para los peatones y que circulaba al menos a 80 kilómetros por hora en una zona limitada a 50.

Dereck sufrió graves lesiones cerebrales tras el atropello, además de tener uno de los riñones muy afectado y se mantenía en estado crítico en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria (Hunsc). Su hermano tuvo que ser intervenido en varias ocasiones en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) donde fue trasladado, pero recibió el alta unos días después del accidente.

Los médicos ya advirtieron a finales de octubre que el pequeño Dereck tenía pocas probabilidades de sobrevivir tras la tragedia, después de que su estado empeorase varios días después de ser ingresado.

La mujer de 28 años que atropelló presuntamente a los menores fue puesta en libertad unos días después del accidente por la juez del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santa Cruz de Tenerife. En aquel momento, la investigada fue acusada como presunta autora de los delitos de lesiones por imprudencia grave y conducción temeraria, unos cargos que deberán ser ahora actualizados.

En aquel momento el fiscal solicitó la libertad provisional para esta mujer debido a que no consideró que existieran las condiciones legalmente previstas para la adoptar la medida de prisión provisional.

La mujer tenía trabajo y residía en la Isla y hasta ese momento no tenía antecedentes penales. El Ministerio Público concluyó que no existía riesgo de que ocultara pruebas. Asimismo, lo que sí se solicitó fue la retirada del permiso de conducción, que ella misma entregó en el Juzgado tras ser puesta en libertad.

El atropello de los dos hermanos causó una gran conmoción entre los vecinos de García Escámez, que se volcaron con la familia de los pequeños y reclamaron mayores medidas de seguridad para un paso de peatones que consideraban peligroso.

De hecho, los padres del centro al que acudían los niños decidieron organizarse para vigilar los pasos de cebra a la hora de entrada y salida del centro para evitar atropellos. Asimismo, los vecinos reclamaron una mayor presencia policial en estos momentos día, así como la instalación de radares para intentar que los conductores levanten el pie del acelerador.

El área de Seguridad del Ayuntamiento de Santa Cruz señaló días después del suceso que iba a estudiar la posibilidad de instalar pasos elevados y reforzar la señalización en la proximidad de los colegios que hay en esta zona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook