26 de agosto de 2009
26.08.2009

La Orotava

Los fontaneros volverán a los paros en septiembre

El despido de un trabajador de Canaragua por insultar a una edil ha reavivado el conflicto

26.08.2009 | 13:31
Los nueve fontaneros de Canaragua piden mejoras salariales y la conservación de los turnos de guardia que han sido suprimidos.

Los fontaneros de la empresa concesionaria del suministro de agua en la Villa de La Orotava, Canaragua, han anunciado la celebración de paros parciales los próximos días 1 y 18 de septiembre. Según indicó el representante de Intersindical Canaria, Ignacio Rodríguez, los paros anunciados son para protestar por el reciente despido de uno de los trabajadores de la mencionada empresa quien, presuntamente insultó a la concejal de Parque y Jardines del Ayuntamiento de La Orotava, Joana Santos, cuando ésta se disponía a mediar entre trabajadores y empresa para intentar solucionar el conflicto laboral que mantienen ambas partes desde el pasado mes de julio.

En este sentido, Rodríguez aseveró que desde Intersindical Canaria "negamos la veracidad de los hechos en que la empresa justifica el despido, puesto que no hubo comportamiento grosero ni insultos hacia la concejala y resulta especialmente llamativo que no se haya tenido en consideración que el trabajador pidiera disculpas formalmente a la edil por si ésta entendía que el tono y las formas no fueron correctos".

Insultos graves. Por su parte, el gerente de Canaragua, Félix Armas, ha defendido el despido del operario como medida disciplinaria, ya que se tratan "graves insultos proferidos por un empleado en horas de trabajo, con uniforme de esta empresa y que se han efectuado a un cargo público y eso es un hecho que no vamos a tolerar".

Un enfrentamiento que se enquista

Los insultos lanzados por uno de los operarios de Canaragua, que permanecían en huelga en demanda de mejoras salariales, contra la concejala del consistorio de La Orotava, Joana Santos, no han hecho más que enquistar aún más si cabe el conflicto laboral que mantiene la dirección de la empresa con los nueve fontaneros encargados de las reparaciones de urgencia en la localidad.

En este sentido, desde Intersindical Canaria entiende que el despido del trabajador se enmarca dentro de una "disciplina cuartelera" y que se trata de dar una "lección a los fontaneros rebeldes, siguiendo las órdenes de un gerente de zona que desde hace años ha mostrado una especial animadversión por el trabajador despedido y que ahora ha encontrado una ocasión singular para su despido", declaró el representante sindical, Ignacio Rodríguez.

De esta manera, Intersindical Canaria adelantó que presentará una denuncia ante la Inspección Laboral para que se tomen medidas para mejorar las condiciones laborales de los fontaneros quienes, según asegura el citado sindicato, tienen que afrontar turnos de guardia solos y, en muchas ocasiones deben acudir a arreglar averías en lugares pocos accesibles y que suponen un grave y evidente peligro para el trabajador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine