10 de febrero de 2019
10.02.2019
tribuna abierta

La hospitalización a domicilio en Canarias

10.02.2019 | 04:17
La hospitalización a domicilio en Canarias

La sanidad canaria requiere reformar su organización por completo para acabar con la actual descoordinación. Para ello, esta semana hemos propuesto crear la Gerencia Única Insular, en lugar de las cuatro gerencias existentes tanto en Tenerife como en Gran Canaria (los dos hospitales de cada Isla, la Atención Primaria y la Dirección del Área de Salud), a las que hay que sumar las gerencias de los cabildos para los centros sociosanitarios y la organización municipal para los servicios que prestan los Ayuntamientos. Así es imposible que funcione este servicio público esencial.

Pero en 2013, el Parlamento de Canarias aprobó una Proposición No de Ley del Partido Popular para potenciar las unidades de Hospitalización a Domicilio, un servicio que consiste en dotar al paciente -en su domicilio- de los recursos materiales y del equipamiento adecuado a su dolencia, en los casos en los que pueda ser tratado en su propia casa. Siempre que el propio paciente esté de acuerdo, y contando con la asistencia diaria en su vivienda de un cuidador principal, si la vivienda es adecuada y el paciente no precisa de cuidados intensivos, mejora considerablemente su calidad de vida si continúa su tratamiento en su propio hogar.

Lamentablemente, seis años después de aquel acuerdo parlamentario, sólo cinco de los nueve hospitales canarios ofrecen camas de Hospitalización a Domicilio. Y apenas hay 70 camas en toda Canarias para casi 2,2 millones de habitantes, pese a que las cuatro primeras unidades de Hospitalización a Domicilio se abrieron en el año 2007. Por ejemplo, el País Vasco, con la misma población que Canarias, multiplica por seis la Hospitalización a Domicilio de Canarias, con 400 camas atendidas. Nuestro objetivo es llegar a las 250 camas a domicilio en el conjunto de las ocho Islas.

En las últimas décadas ha aumentado la esperanza de vida, han aparecido nuevas enfermedades, se han mejorado los dispositivos asistenciales y se ha universalizado el derecho a la asistencia. En definitiva, existe una mayor exigencia de cuidados por la población, lo que encarece la asistencia hospitalaria generando problemas para la sostenibilidad del modelo clásico. Es verdad que existen diferentes opciones válidas, como los hospitales de día, las unidades de corta estancia o la cirugía mayor ambulatoria. Pero ni el PSOE ni Coalición Canaria han puesto interés alguno en desarrollar la Hospitalización a Domicilio en Canarias.

La Hospitalización a Domicilio reduce un 60 por ciento los costes en comparación con la hospitalización tradicional, permitiendo disponer de recursos adicionales para impulsar otras áreas de la Sanidad canaria. Además, más del 70 por ciento de la actividad sanitaria está ya dedicada a la atención a pacientes crónicos, por lo que una política enfocada al manejo de la cronicidad evitaría un 33 por ciento de las consultas médicas y disminuiría las listas de espera.

Por ello, hemos exigido al actual Gobierno de Canarias que no espere hasta que el Partido Popular asuma en junio la Presidencia de Gobierno de Canarias, si los ciudadanos nos dan su confianza el próximo mes de mayo. No podemos dejar pasar estos cuatro meses para impulsar el Plan de Hospitalización a Domicilio que propusimos en 2013, porque permite disminuir las estancias medias hospitalarias y mejora la rotación de camas, así como evita ingresos de pacientes crónicos de alta complejidad.

La Hospitalización a Domicilio también reduce ingresos hospitalarios convencionales de pacientes agudos desde los servicios de urgencias hospitalarios, y es posible prestar una atención domiciliaria tanto a pacientes paliativos oncológicos como a no oncológicos. Además, se evitan estancias en los hospitales de día, que tienen una baja cobertura los fines de semana, y se le ahorra al paciente desplazamientos en ambulancia innecesarios. Además, con este servicio se apoya a los pacientes de cirugía mayor ambulatoria sin complicaciones (por ejemplo, una hernia que no requiere hospitalización), y también se evitan traslados desde las Urgencias de Atención Primaria a las Urgencias hospitalarias, cuando pueda ser atendido en su domicilio.

Entre todos debemos fomentar la autonomía de los pacientes en sus cuidados, así como potenciar la educación sanitaria del paciente crónico en su propio ambiente, como es el domicilio. Pero para ello, es imprescindible recomendar la figura del psicólogo en el equipo multidisciplinar de las unidades de Atención a Domicilio.

La Hospitalización a Domicilio en Canarias requiere de un Protocolo y un Sistema de Información homogéneo para dichas unidades en todos los hospitales canarios, así como crear la categoría profesional de Hospitalización a Domicilio y promover cursos para la formación de cuidadores en el domicilio de pacientes crónicos, contando este tipo de trabajadores con bolsas de trabajo al efecto. Pero también es necesario formalizar convenios de colaboración con las dos universidades públicas canarias, para fomentar la docencia en modalidades asistenciales alternativas a la hospitalización convencional y la telemedicina En Canarias no se puede continuar con el actual sistema de gestión sanitaria. Es evidente que ha demostrado con creces su ineficacia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook