11 de agosto de 2018
11.08.2018
stylename="000_EPI_opi_2017_02">lectores@laopinion.es CARTAS DE LOS LECTORES

Gilberto I

10.08.2018 | 23:01

Gilberto I no recuerdo ahora si jugó el célebre partido del siglo de Segunda Regional, el 28 de febrero de 1960, Juventud Silense-Puerto Cruz, ida y vuelta. En el partido de El Peñón aparece un Gilberto de interior en la alineación, pero no aseguro que fuera él. Años más tarde, lo vi en el Estadio Insular jugar un partido de liga de Primera contra el Barça, noviembre de 1967: Las Palmas 4- Barça 1. Fue un gran triunfo del fútbol canario, todos los jugadores alineados en ese partido eran canarios, excepto -creo recordar- el portero que era argentino. Luego volví a ver a Gilberto I en el estadio Heliodoro, cuando ya veteranos los dos Gilbertos ficharon por el CD Tenerife. Los partidos en el Heliodoro, años 1973, 1974 y 1975 se jugaban los sábados por la noche con luz artificial y fui una decena de veces en coche con mis amigos; algunas veces daban pena y tristeza las filas del Tenerife. Los dos Gilbertos habían dejado a la UD Las Palmas y sus años de gloria, cuando quedó subcampeón de liga de Primera en 1968.

Salvador García en su crónica cuenta una anécdota del quinielista de Charco del Pino (Granadilla), único acertante de catorce, con treinta y pico millones de pesetas, ¡del año 1968! Fue gracias al gol de Gilberto I en San Mamés, en el último minuto, 0-1, gran sorpresa.

Yo quiero añadir, con la venia salvadoreña, mi comentario inédito: los viernes de Semana Santa, una vez al año, teníamos la costumbre un par de amigos de ir en coche y dar la vuelta a la isla; entonces, al pasar en la carretera general de Charco del Pino, nos tropezamos sorpresivamente en medio de la carretera con la procesión del Cristo Crucificado. Recientemente, muchos años después, he visitado al referido Cristo y le saqué una foto en el altar de su iglesia en dicho barrio.

Descanse en paz el jugador silense Gilberto I, y que el Cristo de Charco del Pino le haya ayudado a subir al cielo, máxima categoría sempiterna?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine