07 de julio de 2018
07.07.2018
RETIRO LO ESCRITO

El advenimiento de Casado

07.07.2018 | 00:44
El advenimiento de Casado

E l profesor Pablo Simón aventura que el sistema de primarias del Partido Popular pone a los conservadores en un peligro letal. Es un modelo -según el politólogo- diseñado para una entronización, no para una virtuosa competición interna. La decisión de Núñez Feijóo de quedarse en Galicia para solaz de meigas y amantes del tabaco ha llevado al PP a una situación implosiva, porque, además, y por primera vez, en su espacio socioelectoral el PP tiene competencia, Ciudadanos. Un tanto vagamente Simón advierte que la derecha posmarianista puede desgarrarse, con choque de legitimidades entre voto de los militantes y voto de los compromisarios incluido, y ahí está Albert Rivera para rescatar a los perdedores o a los náufragos. No me suelo perder ningún artículo del profesor Simón, pero se me antoja que parte de un supuesto implícito: que los militantes y cuadros del PP actuarán como lo haría el analista en tan delicada situación. Y para nada.

Casado ganará el congreso extraordinario, con todo el apoyo del aparato y de la mayoría de los barones del partido, pero ni chocarán legitimidades ni Soraya Saénz de Santamaría se marchará a Ciudadanos con centenares de militante maldiciendo el triunfo del mal. Y si a casi todos los dirigentes les encanta Casado -que combina a la perfección un derechismo sonriente con el aura de no haber roto nunca un plato ni un sobre- casi nadie puede señalar ninguna ventaja competitiva de Sáenz de Santamaría. El patriotismo de partido se nutre por igual del narcisicismo simbólico como del miedo al cambio. Somos nosotros y nosotros seremos para siempre. O algo así. La exvicepresidenta del Gobierno se ha cuidado de exponer ninguna ambición programática, ningún compromiso personal que no sea ganar las elecciones, un objetivo no caracteriza precisamente a nadie. Casado sí tiene programa: ser del Partido Popular. No debe Ser muy de derechas, encontrar en todo un sospechoso parecido con ETA, encontrar realmente promisoria la creación de cientos de miles de empleos basura, reclamarse católico, apostólico y romano, afirmar que España nunca se romperá. Todo eso. Un traje que le queda perfectamente al cuerpo de misacantano. Es un político robótico, con una ideología tan sutil y compleja como el mecanismo de un botijo, al que no se le conocen lecturas ni intereses más allá de la escalada desde la presidencia de Nuevas Generaciones a una meritoriaVicesecretaría en la dirección nacional del PP.

La reconquista de las esencias y el corte definitivo con la generación que llegó al Gobierno bajo el liderazgo de José María Aznar, mientras a Ciudadanos comienza a cubrirse de contradicciones como eczemas y sus primeros casos de corrupción estallan en concejalías, alcaldías y diputaciones. A estas alturas de siglo no es imprescindible gobernar para que tu imagen de inmaculada inocencia se reduzca a cenizas. Y en Canarias Asier Antona deberá abandonar sus coqueteos -siempre justificados como ejemplos de brillante tacticismo- con el PSOE y las izquierdas parlamentarias "para desalojar a CC del poder", un poder, por lo demás, que los coalicioneros han disfrutado, durante varias legislaturas, gracias al apoyo del PP. Porque han sido las izquierdas quien han desalojado al PP al poder y porque la instrucción que llegará de Génova es que se debe volver a tocar poder y presupuesto cuanto antes.

www.alfonsogonzalezjerez.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine