01 de julio de 2018
01.07.2018
tribuna abierta

Una tomadura de pelo a los canarios

30.06.2018 | 23:38
Una tomadura de pelo a los canarios

Cuando me enteré que la subvención a los billetes aéreos entre Canarias y la Península no se iba a aplicar este primero de julio me pasó como a todo el mundo: me agarré una calentura. Pero además se me mezcló en la cabeza esa noticia con la que el Gobierno de Pedro Sánchez estaba negociando el acercamiento de los presos del 'procés' a prisiones de Cataluña. Y pensé que si no fuera para llorar sería para reírse: el nuevo gobierno socialista acerca a los independentistas catalanes a su tierra y a aleja a los canarios de España.

Los socialistas presentaron una moción de censura y echaron al Gobierno del Partido Popular. Y asumieron como propios los Presupuestos Generales del Estado que había hecho el anterior ejecutivo. Y ahora vienen a decirnos que lo que se había aprobado para Canarias -el aumento del descuento de los billetes a un 75%-- tiene un problema de procedimiento y que se va a tardar como medio año en tramitarlo. ¡Medio año!

En el PSOE ha tratado de quitarse el muerto de encima echándole la culpa a Nueva Canarias y al PP, por haber hecho mal el texto donde se contemplaba la aplicación de la subvención. ¿Por qué no se dijo nada a los canarios y al Gobierno de las Islas? ¿Por qué no se avisó con tiempo? ¿Por qué se callaron en el Ministerio de Fomento y tuvo que ser una pregunta de la diputada Ana Oramas la que destapara el escándalo?

El Gobierno del PSOE no ha recibido una herencia política. La asumió voluntariamente con la moción de censura. Y ahora tiene la responsabilidad y el deber de arreglar los problemas que vayan apareciendo. De hecho eso es justamente lo que está haciendo el presidente Sánchez que ya se ha entrevistado con el Lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, para llegar a acuerdos con el gobierno vasco en materia de acercamiento de presos, entre otras cuestiones.

Uno tiene la sospecha de que al Gobierno socialista le vendría bien ahorrarse los ciento y pico millones de euros que habría supuesto aplicar el descuento desde la próxima semana. Porque los podrían dedicar a otra cosa. Pero eso sería cometer una indignidad con las familias canarias. Esas familias que estaban esperando la llegada de esta próxima semana para comprar los billetes de sus vacaciones o del regreso de sus hijos que están estudiando o trabajando fuera. No se les puede dejar tirados.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, y la presidenta de Baleares, Francina Armengol, se van a plantar en Madrid para exigirle al ministro de Fomento, José Luis Abalos, que se busque una solución inmediata. El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó hace unos días un fulgurante Decreto Ley para renovar de forma urgente y transitoria el consejo y la dirección de TVE porque los grupos parlamentarios no se ponían de acuerdo (también pasa en Madrid). Estoy seguro de que si se toman el mismo interés y la misma urgencia con la subvención de los billetes aéreos de los canarios y baleares, el asunto estará resuelto en unas pocas horas.

Tengo que confesar que mi admiración por los socialistas canarios no deja de aumentar. Me asombra que sean capaces, una y otra vez, de dar la cara para defender los errores que se cometen desde Madrid. También lo han hecho esta vez con obediencia canina. Echando tinta de calamar, pretenden decir que la culpa no es de este gobierno y que el asunto venía bichado desde antes. Y ahora parece que se contentan con que el retraso en vez de ser de 6 meses lo sea de 4 ó 5. Hasta recomiendan que no esperemos en balde y que compremos ya los billetes, eso si, sin descuento. Indignante.

Podrán decir misa, pero es el actual gobierno el que no va a pagar este mes de julio las subvenciones a los canarios. Es este gobierno el que -si no hace nada- va a defraudar a miles de familias de las islas que van a tener que pagar sus viajes a precio de oro. Eso no lo va a hacer el gobierno que ya no está. Lo va a hacer el nuevo gobierno. Y no hay excusa que valga porque esto no tiene explicación. Se lo han tenido callado hasta el último momento. Y nos sueltan el bombazo cuatro días antes, con displicencia y altanería, la del tono del Ministro peninsular de turno. Nos han engañado a todos. Y si no lo arreglan va a ser el mayor engaño que se haya hecho con Canarias.

Espero que la indignación que ha surgido de todos los sectores sociales en las Islas les haga reflexionar. La única manera de en Madrid que nos hagan caso, por lo visto, es que necesiten los votos de los diputados nacionalistas. Desde que no los necesitan, empiezan a surgir problemas. Miles de canarios están pendientes ahora de una solución que tiene que ser urgente y que si no se toma va a demostrar muy claramente el caso que nos van a hacer en el futuro.

Carlos Alonso.

Presidente del Cabildo de Tenerife

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook