20 de mayo de 2018
20.05.2018
tribuna abierta

Ha empezado la carrera electoral: cuerpo a tierra

20.05.2018 | 00:03
Ha empezado la carrera electoral: cuerpo a tierra

Parece inevitable que cuanto más se acercan unas elecciones, más nerviosos se ponen algunos políticos. Tanto más nerviosos cuanto peor tienen su designación para ocupar una candidatura o su imagen ante el electorado. Como los malos estudiantes, que dejan todo para el día antes del examen, se lanzan a buscar la notoriedad pública a costa de lo que sea, aunque sea el propio sentido común.

Durante años, muchísimos años, el Sur y el Norte de Tenerife reclamaron la construcción y puesta en marcha de dos hospitales que acercaran los servicios especializados de salud a los ciudadanos. La planificación territorial de la sanidad en nuestra isla tuvo un momento capital, cuando se tuvo que tomar una decisión para hacer un nuevo hospital más cerca del Sur de la isla, pero se optó -en Madrid- por ampliar las instalaciones de la entonces Residencia Virgen de la Candelaria. Fue un momento clave que no tuvo en cuenta la realidad territorial y la distribución de nuestra población por comarcas.

Pero sin mirar al pasado, la realidad es que todos los alcaldes de la isla, el Cabildo y los partidos políticos, se unieron en una reivindicación unánime pidiendo los dos nuevos hospitales. El Cabildo puso dinero de su presupuesto y contribuyó con un edificio para la puesta en marcha de los nuevos servicios sanitarios. Y eso lo hizo un Gobierno en el que cogobernábamos nacionalistas y socialistas y en medio de la sequía presupuestaria a la que estaba sometida Canarias por los recortes de financiación que tomó el Gobierno peninsular del Partido Popular. Conviene no olvidarlo.

Los dos hospitales se abrieron, pero no están a la altura -en servicios y especialidades- de lo que reclaman los ciudadanos. Es verdad que la Sanidad tiene muchos problemas: acabar con las listas de espera, solucionar el colapso puntual de las urgencias, la necesidad de potenciar y equipar la medicina primaria... Pero todos coincidimos en que es necesario que se doten con los máximos niveles de servicio esos dos nuevos hospitales que están llamados a atender la demanda territorial del Norte y del Sur, máxime cuando el transporte por carretera sigue pendiente de inversiones que nos permitan una movilidad que hoy está estrangulada por las colas y los retrasos. Y en eso estamos, ultimando la apertura de quirófanos en el norte y en el sur y dotando de más equipos y especialidades a esos centros.

Estoy convencido de que la manera de conseguirlo es la unidad de todos en ese propósito. Y por eso convoco regularmente reuniones en el norte y en el sur para verificar los avances y conseguir nuevos compromisos.

Pero las elecciones del próximo año han venido a trastornarlo todo. Porque ahora de lo que se trata no es de conseguir lo mejor para los ciudadanos, sino de aparecer en la foto de los medios de comunicación rentabilizando electoralmente el retraso en las soluciones que se exigen para ya mismo. Oportunismo que creo no va a ayudarles en la debacle que anticipan las encuestas nacionales.

Desde el Cabildo de Tenerife hemos demostrado una y otra vez que cuando se trata de los intereses de esta isla hemos dado un paso al frente sin importarnos el color político del Gobierno o de los ayuntamientos de esta isla. Lo hicimos cuando nos negaron el pan y la sal en la puesta en marcha de las soluciones al problema de las carreteras. Lo hicimos en su día con los hospitales. Y lo haremos cuantas veces sea necesario. Por ejemplo, el Cabildo de esta isla ha destinado a inversiones en el Norte de Tenerife, en este ejercicio, 74 millones de euros destinados a los ayuntamientos de la comarca, sin importar qué partido estuviera al frente de los municipios. Tanto que de los más beneficiado han sido los de Los Realejos y el Puerto de la Cruz, ambos gobernados por el PP. Hemos hecho un esfuerzo por impulsar el desarrollo y el progreso de toda la zona, porque entendíamos que era necesario y estratégico. Y el mismo esfuerzo hemos realizado en el Sur, a nivel de infraestructuras y equipamientos, especialmente en materia de mejora viaria o de transporte. Sin importar el color político.

¿Quiénes son los que ahora se colocan a la cabeza de la manifestación por la defensa del hospital del Norte? ¿Quiénes son los que en estos momentos exigen más inversiones y recursos? Por una parte, el PSOE, que si no me equivoco es el mismo partido político cuyo secretario general, Angel Víctor Torres, como vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, sostiene que esa isla ha sido discriminada y expoliada en favor de Tenerife y solicitan más de 300 millones de los presupuestos para "compensar" esas supuestas desigualdades. Y todo eso ante el disciplinado silencio de los socialistas tinerfeños. Es de suponer que las inversiones que está pidiendo el PSOE de Tenerife no están en esos 300 millones que piden como compensación para Gran Canaria, ¿verdad? ¿Y quién más está? Pues los alcaldes del PP. Los mismos que ni siquiera se callaron, sino que defendieron una y otra vez las políticas de genocidio presupuestario que siguió el Gobierno peninsular con estas islas, a las que estrangularon todo lo que pudieron y más, recortándonos más de 700 millones de euros por año, cargándose los convenios de carreteras, vivienda o planes de empleo? Una situación de la que sólo salimos gracias a que los votos de los partidos canarios en Madrid han sido necesarios para aprobar los presupuestos generales del Estado.

Tenerife necesita unidad y sentido común. Estrategia y no electoralismo barato. Ver como sus defensores a los que fueron cómplices de sus verdugos me produciría asombro, si no fuera porque a estas alturas uno ya se asombra por pocas cosas. Si algo ha tenido el Cabildo de Tenerife, al menos en este mandato, es unidad en la defensa de aquellas cuestiones que todos considerábamos vitales para el futuro de nuestra isla. Y es algo que debo agradecer personalmente a todas las fuerzas políticas. Es una pena que algunos hayan iniciado ya una desaforada carrera electoral buscando notoriedad aunque sea a costa de cargarse la fuerza y la unidad con la que hemos conseguido los mejores logros para todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine