06 de mayo de 2018
06.05.2018
punto de vista

Política deportiva: mejorar los niveles de práctica

06.05.2018 | 02:42
Política deportiva: mejorar los niveles de práctica

La relación entre actividad física y mejora de la salud está demostrada científicamente. Se ha avanzado en el conocimiento sobre los beneficios, pero no estamos logrando impulsar los niveles de práctica.

El sedentarismo tiene cada vez más incidencia en la calidad de vida de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este problema es el cuarto factor de riesgo de la mortalidad mundial. Es causa del 21% de los cánceres de pecho y de colon, del 27% de los casos de diabetes y de casi el 30% de las cardiopatías isquémicas.

Según un informe de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, en la población de 18 a 74 años, la prevalencia de algunas de las enfermedades crónicas más comunes como la hipertensión, la hipercolesterolemia, la diabetes, la depresión y la ansiedad; se incrementa en la población inactiva, cuadruplicándose, respecto a la observada en la población que practica actividad física o deporte.

También en nuestro país hay estudios en los que se afirma que, a pesar de los reconocidos beneficios físicos, psíquicos y sociales que la práctica de actividad físico-deportiva produce en la salud de los jóvenes, la prevalencia de abandono y falta de este tipo de actividades, está mostrando un importante aumento y que por ello, se precisan actuaciones educativas inmediatas para frenar esta situación. Otras investigaciones concluyen, de manera más precisa, que hay un descenso de la práctica de actividad físico-deportiva, ya sea continua o puntual, a partir de los 12 años de edad.

Según el último Eurobarómetro sobre el deporte y la actividad física, del que se han presentado los resultados el pasado mes de marzo, el 59% de los ciudadanos de la Unión Europea no hacen actividad física nunca o casi nunca, mientras que un 41% dice que hace, al menos, una vez por semana.

La comisaria europea responsable del deporte, Androulla Vassiliou, declaró que estos resultados confirman que hace falta aplicar medidas que animen a más personas a hacer del deporte y la actividad física una parte integrante de su vida cotidiana. Esto, es esencial en relación con la salud, el bienestar y la integración de la persona, además de por los importantes costes económicos que conlleva la falta de actividad física.

Otros datos que deben ser muy preocupantes, además del sedentarismo en la población adolescente, son los referidos a la mala utilización del tiempo de ocio con el consumo de alcohol. Según la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), 1,2 millones de jóvenes hicieron botellón en el último año, de todos ellos, 981.000 tenía sólo entre 14 y 17 años. Al mes, 483.000 entre 14 y 18 años se emborrachan.

No es difícil concluir con todos estos resultados, que es necesaria una mayor incidencia en políticas deportivas para la práctica de valores vitales como la salud. Más información para concienciación y compromiso, más actividad física y deportiva y menos propaganda de "Isla Europea del Deporte".

La ciencia también demuestra en cuanto a calidad de los programas deportivos, que cuando se cree que la práctica es un elemento de mejora de la salud o que las actividades enseñan a colaborar con otros compañeros, hay una mayor satisfacción.

Generar hábito de práctica de actividad física, que se ha constituido en el gran reto social, es un proceso educativo y esto significa tener como objetivo prioritario aumentar el número de ciudadanos que incorporen a su vida, esa experiencia, adecuada a cada edad, en intensidad, volumen y sistematizada.

Las administraciones, las federaciones, los clubes, los padres y la población en general, con todos los agentes sociales; tienen que ser conscientes de que la clave es la mejora de la salud y eso, no es priorizar el rendimiento o el resultado de la competición u organizar eventos a costa de dinero público. Más allá de eso, está fomentar estilos de vida activos y saludables, como nos dice la ciencia y la OMS y eso es educar, es aprendizaje, que depende de incidir en las capacidades de las personas, utilizar métodos adecuados y motivar.

Todo parte del concepto que tengamos de qué es el deporte y la política, para qué sirven y cómo se consiguen los objetivos.

José Miguel Álamo Mendoza.

Concejal de Las Palmas de Gran Canaria. Profesor titular de la ULPGC

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook