14 de abril de 2018
14.04.2018
'Inmersión'

Wenders se hunde con todo el equipo

13.04.2018 | 23:19

Parece mentira que el creador de Alicia en las ciudades, Paris Texas o El cielo sobre Berlín sea el mismo responsable de una obra tan aguada, impersonal y tediosa como Inmersión, en la que logra, incluso, el más difícil todavía de que dos buenos actores como James McAvoy y Alicia Vikander sean incapaces de sacar adelante sus papeles, aunque tienen demasiado talento como para evitar el desastre. Y lo peor es que los elementos de los que disponía Wenders eran prometedores: una historia interesante, un conflicto dramático lleno de posibilidades, medios de sobra. Y un reparto de mucha solera. Pero el resultado es gélido, sin fluidez y por momentos momificado, como si Wenders se desentendiera de su proyecto y lo llevara a cabo como un encargo alimenticio que quitarse de encima sin involucrarse. Ni funciona como drama ni mucho menos como cine romántico, naufraga en sus abstracciones sociales y se pierde en imágenes que, salvo un poco al principio, resultan anodinas y sin personalidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook