08 de marzo de 2018
08.03.2018
en corto

Política y realidad

08.03.2018 | 02:45
Política y realidad

La salida a la calle de los pensionistas tiene la indudable ventaja de emplazar de forma apremiante a los políticos a ocuparse de los problemas reales de la sociedad, antes que de los problemas de la propia política. Esto parece un sofisma, pero son problemas de la propia política los que atañen a la distribución y organización del poder, y problemas reales los que atañen de forma directa a la vida de los ciudadanos. En este sentido, el conflicto catalán sería un problema político, a diferencia del problema muy real de la financiación sostenible de unas pensiones dignas. Un gran debate nacional sobre este asunto, ayuno de demagogia y basado en números, pero presidido por valores y principios morales, no sólo devolvería realidad a la política, sino que achicaría los titulares del separatismo, que son en buena parte el pienso que ceba su ego y la gasolina que alimenta su incendio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine