27 de enero de 2018
27.01.2018
CARTAS DE LOS LECTORES lectores@laopinion.es

Deriva anti masculina

27.01.2018 | 04:00

Lo que el siglo pasado surgió para denunciar y corregir actitudes machistas, excesos y discriminaciones, a inicios de éste ha ido tomando una preocupante deriva contra el hombre y la masculinidad en general. Desde el extremo de un idealizado homosexualismo buenista, mientras nos presentaban al homosexual como una persona maravillosa, en no pocas ocasiones lo hacían a costa de ridiculizar al varón heterosexual. Y desde el extremo de la parte del feminismo más rabiosamente anti masculino, nos presentaban al hombre como un ser primario y brutal, regido por los instintos más bajos. Por último, la ya distorsionada imagen del varón ha vuelto a sufrir otra vuelta de tuerca con la irrupción de la disparatada doctrina de la ideología de género y su mundo de tropecientos géneros, en los que, curiosamente, de nuevo el hombre resulta presunto culpable de casi todo. De este modo, hemos llegado a que hoy sea reo de la peor sospecha, manifestar abiertamente que a la inmensa mayoría de los hombres les gustan las mujeres (y a las mujeres, los hombres); y hasta se pretende criminalizar al varón que piropee la belleza femenina. Y toda esta locura, dicen hacerla en defensa de la normalización y el derecho a la diversidad (?). Tremenda deriva que tendrá sus efectos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook