18 de enero de 2018
18.01.2018
dosis de autoayuda

¿Cómo vas de autoestima?

18.01.2018 | 02:46
¿Cómo vas de autoestima?

No deja de resultarme curioso cómo muchos de mis pacientes, a pesar de acudir por diferentes motivos a consulta, mejoran su estado de ánimo, o directamente desaparece el problema por el que solicitan ayuda, simplemente trabajando la autoestima. Y es que no nos damos cuenta de que la percepción que tenemos de nosotros mismos es importantísima de cara a la forma en la que nos enfrentamos a nuestra realidad.

Tener una autoestima pobre puede dar lugar a otros "problemas" que se convierten en la causa por las que muchas personas buscan ayuda profesional como es el estrés, la aparición de síntomas de ansiedad, de depresión, problemas de pareja, insatisfacción, etcétera.

No vamos a engañarnos, y es cierto que no siempre vamos a poder estar en la cresta de la ola. En determinadas épocas de nuestra vida, o ante determinadas circunstancias, puede que la percepción y la seguridad que tenemos sobre nosotros mismos se vea deteriorada, pero si tenemos las herramientas adecuadas podemos ponerla a punto sin que llegue a convertirse en un problema. También es cierto que la autoestima no es algo a lo que nos podamos referir de modo general. Una persona puede tener la autoestima bien regulada en lo que se refiere a su vida laboral y sin embargo presentar un desajuste en el campo afectivo. De ahí la importancia de conocerse bien a uno mismo para identificar en qué campo hay que trabajar.

1. Eres más que un reflejo: mejora lo que puedas y acepta lo que no, pero jamás te identifiques únicamente con lo que ves en el espejo. Lo realmente importante está en tu interior. Cuando entiendas que puedes ser feliz sin ser o tener una vida perfecta, la percepción de ti cambia.

2. Piensa y trátate en positivo: ¿realmente pretendes ser feliz o sentirte bien contigo mismo con un hábito de pensamiento negativo? ¿Sabes que la percepción de uno mismo se crea en función de los datos que, de manera repetida, introduces en tu mente? Seguro que la parte que no funciona de tu vida la tienes muy presente pero ¿valoras y te recuerdas la parte que sí funciona, los logros que has alcanzado o las situaciones difíciles que has superado? Si la respuesta es no, ¿cómo pretendes sentirte una persona segura, orgullosa, conforme, entusiasmada, arriesgada, con capacidad de decisión y generalmente con las ideas claras tanto de lo que quieres como de lo que no? Aprende a gestionar tus emociones haciendo un buen uso del pensamiento. Recuerda que tu mente se cree todo lo que le dices. Afina tu diálogo interno y deja de maltratarte.

3. Visualiza: cuando nos visualizamos a nosotros mismos actuando y siendo como nos gustaría ser, favorecemos ciertos cambios a nivel psíquico y corporal que nos aproximan a ese estado deseado. La práctica de la visualización debe ser regular. Aquí no hay magia. Simplemente el cerebro no distingue si lo que imaginas es real o ficticio, por lo que te generará emociones como si fuera real. Al generarte emociones satisfactorias de manera asidua, tu mente cada vez las requerirá más, por lo que aumentará tu predisposición al cambio y tus emociones te facilitarán estar más atento a posibles oportunidades o, simplemente, buscarlas.

4. Márcate objetivos realistas y comienza de menor a mayor dificultad. Refuérzate cada paso que des, porque por muy pequeño que sea se trata de un avance. Pero, sobretodo, deja de buscar razones para no hacerlo y recuérdate por qué quieres conseguirlo. Es necesario que no solo imagines, sino que te demuestres que eres capaz de intentarlo.

5. Deja de postergar. Cuando postergamos tareas una y otra vez corremos el riesgo de creernos que no tenemos fuerza de voluntad, que somos incapaces de alcanzar un objetivo, etcétera. Teniendo en cuenta que un ingrediente básico de la autoestima es sentirte eficaz, postergar nos ayuda a crearnos una imagen de nosotros mismos totalmente contraria.

"Quiérete más que ayer y menos que mañana".

Tamara de la Rosa. Psicóloga

stylename="050_FIR_opi_02">tamaraconsulta@gmail.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine