01 de diciembre de 2017
01.12.2017
CARTAS DE LOS LECTORES

Vacas locas

30.11.2017 | 23:35

Ahora que se ha descubierto un nuevo caso de la enfermedad de las vacas locas en España, ¿acaso no es el momento de concentrarnos en enfermedades mortíferas como ésta, antes de que sea demasiado tarde? Las enfermedades se propagan desenfrenadamente en las granjas industriales, donde las vacas son obligadas a vivir hacinadas en cobertizos inmundos. Como lo dijo Hans-Gerhard Wagner, un alto funcionario de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés), la ganadería industrial intensiva es una "oportunidad para las enfermedades emergentes". La manera de prevenir futuros brotes de la enfermedad de las vacas locas, la gripe porcina, la gripe aviar, el SRAG y otras enfermedades transmitidas por los animales es dejar de criar a miles de millones de animales para carne, huevos y "productos" lácteos. Debemos asumir la responsabilidad de nuestras acciones, las cuales no solo afectan a los animales, sino también a los humanos, y todos podemos ser parte de la solución eligiendo la única decisión racional: dejar a los animales fuera de nuestros platos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook