27 de agosto de 2017
27.08.2017
EDITORIAL

CD Tenerife, un equipo para soñar

Es vital esa aureola de optimismo para afrontar con mayores opciones el gran reto que se presenta: intentar volver a la Primera División, categoría en la que se merece estar el club por historia, por apoyo social y por prestigio

27.08.2017 | 01:24

Dejarnos el alma. Es el lema de la campaña de captación de abonados de esta temporada del CD Tenerife. Y lo cierto es que esta vez da la sensación de que los aficionados tienen más predisposición por dejarse el alma que en pasadas temporadas. Los datos lo demuestran. El equipo blanquiazul ya ha superado los 10.000 abonados, la cifra sigue incrementándose a un buen ritmo y de entre esos abonados, casi 2.000 se han apuntado este verano por primera vez.

¿Qué ha ocurrido en un mundo futbolístico con unos sentimientos tan volátiles? Hay un factor fundamental: la buena gestión económica del club en los últimos años por parte de la directiva presidida por Miguel Concepción -saneamiento de las cuentas, incremento de los ingresos por el traspaso de jugadores, crecimiento de los ingresos por la venta de entradas- ha permitido que la Liga haya ampliado el tope salarial del club. Como consecuencia, Alfonso Serrano, el director deportivo, ha podido confeccionar por fin una plantilla muy ilusionante, con calidad, con jugadores que en algunos casos fueron codiciados por muchos equipos pero que finalmente escogieron el Tenerife. Incluso, el club ha podido invertir en el futuro con la adquisión del extremo serbio Filip Malbasic, un proyecto interesante de futbolista que podría dejar más ingresos si prosperase en su carrera y despertase el interés de otros clubes.

Pero lo prioritario es esta temporada recién iniciada y las sensaciones -término tan de moda ahora en el argot futbolístico- en el entorno de la entidad son enormemente satisfactorias. Otro factor que explica esta efervescencia es el éxito deportivo cosechado la pasada temporada, muy meritorio teniendo en cuenta que el club tenía unos límites salariales que le impidieron confeccionar una plantilla de la categoría de la actual. Porque como éxito se debe catalogar el hecho de que el equipo lograra luchar por el ascenso a Primera División, que no se consiguió por un solo gol.

Ahora falta que los resultados avalen este excelente ambiente que se respira dentro y fuera del CD Tenerife. El fútbol es un deporte especialmente complejo y a veces las predicciones no se corresponden con la realidad. Sin embargo, es vital esa aureola de optimismo para afrontar con mayores opciones el gran reto que se presenta: intentar volver a la Primera División, categoría en la que se merece estar el club por historia, apoyo social y prestigio.

Los últimos fichajes han terminado de espolear esta satisfacción generalizada. Y no solo hablamos de un reto circunscrito a lo deportivo. El ascenso del CD Tenerife sería especialmente importante para toda la Isla. Volvería a colocar a Tenerife en el mapa de la élite deportiva, en ese mapa que llama la atención de los millones de seguidores de la Liga española en todo el mundo. Además, generaría dinamismo económico, de una forma que muy pocos ciudadanos imaginan. Varios estudios encargados por la Unión Deportiva Las Palmas señalan que el impacto solo por el ascenso de un equipo a Primera División ronda los 25 millones de euros. Y eso sin contar con la promoción mediática que se consigue con posterioridad y que incide especialmente en territorios con una industria turística desarrollada, como es el caso de los principales clubes representativos de las Islas.

Queda un duro camino por delante. La Segunda División es una categoría compleja y, encima, esta temporada hay equipos que, como el Tenerife, se han reforzado muy bien. Además, hay algunas mejoras urgentes. La principal: la de las instalaciones del Heliodoro Rodríguez López, propiedad del Cabildo de Tenerife. La Corporación insular se ha volcado con el proyecto blanquiazul, a sabiendas de su influencia en la situación económica de la Isla, y se ha comprometido además a atender las numerosas quejas de los aficionados sobre el estadio, con mejoras en los baños, las gradas y las cantinas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine