05 de marzo de 2015
05.03.2015
Tribuna abierta

'50 sombras de Grey' y relación tóxica

05.03.2015 | 01:53

El indiscutible éxito de la película Las 50 sombras de Grey es lo que me ha hecho escribir este artículo. Cierto es que son muchísimas las que fantasean con un Grey y muchos los que fantasean con serlo pero eso no es lo que personalmente critico de esta película. Los juegos sexuales donde haya roles, siempre que haya normas, límites y sean consentidos por los dos miembros de la pareja conscientemente al 100% (no bajo el consumo de alcohol o estupefacientes), no lo veo como un problema siempre que sepamos distinguir lo que es un juego sexual con la vida real. Pero sí critico el argumento de la película y la imagen de relación ideal que se vende. Todas las interacciones entre la pareja se caracterizan por un abuso emocional, acoso, intimidación, aislamiento, control, celos y, teniendo en cuenta que, actualmente, se han observado numerosos casos entre la juventud que confunden relaciones tóxicas con amor, y que una película de masas puede reforzar conductas no apropiadas si no se ve con una madurez adecuada, hoy me decido a escribir sobre las relaciones tóxicas. Y es que, cada vez son mas las personas que acuden a consulta bien por la ruptura de este tipo de relación o por la ansiedad y malestar que sienten al mantenerla. Aumenta considerablemente el número de relaciones patológicas. Cierta tolerancia a conductas tóxicas las cuales son justificadas por parte de su pareja e incluso interpretadas como muestras de amor. ¡Realmente alarmante! y lo peor, es que este tipo de relaciones se está empezando a observar, con cierta frecuencia entre adolescentes, de ahí que las Campañas de Prevención a la Violencia de Género están siendo enfocadas a la identificación de señales de una relación tóxica.

Olvidamos que, cuando decidimos compartir nuestros momentos con otra persona, es para sumar, no para restar. Es para disfrutar, no para sufrir. Si no, ¿para que compartir?

Son dos los comportamientos que mas comúnmente podemos observar en una relación tóxica:

1- Un comportamiento de celos y control extremista: personas que por inseguridades se dejan llevar por los celos con ataques de ira y conductas obsesivas de control sobre su pareja, pudiendo llegar a agresiones verbales y en algunos casos hasta agresiones físicas a otras personas incluso, a si mismos/as. Celos patológicos por la creencia irracional de considerar a su pareja, no como alguien para compartir, sino como alguien de su posesión. Un control exhaustivo de conocer cada paso y detalle que tenga que ver con su pareja por el pánico que siente de imaginar que pierde lo "suyo" (necesidad de conocer dónde está a cada momento, exigencia de contestar el whatsapp de manera inmediata porque si no es motivo de conflicto, envío de fotos para comprobar donde y con quien está, etc).

2- Un comportamiento sumiso: personas que van más allá de sus límites por evitar el abandono. Personas que justifican esas conductas como pruebas de amor "me quiere tanto y tiene tanto miedo a perderme que, pierde el norte y por eso me controla y cuando se enfada me insulta. No es porque lo sienta sino porque se frustra de la impotencia". ¡Creencias irracionales! ¡Justifican ese control y esos celos enfermizos como pruebas de amor! Creen que si no existieran esos celos, no existirían sentimientos. El pensar de esta manera ante esta situación propicia el sentimiento de culpa. Se sienten responsables de que su pareja pierda el control por el sufrimiento ante la idea de perderle. Por este motivo, comienza su transformación y elige cambiar, todos esos comportamientos que desagradan a su pareja. Renuncia a su esencia y se convierte en la persona que su pareja busca. Este cambio es progresivo, de menos a mas. Un acto por lo que cree que es amor. Pero llega el día, en el que se da cuenta que, lo que hizo en un principio como favor, se ha convertido en una obligación sino quiere perder a su pareja o tener un gran conflicto con esta.

Seguramente, muchas personas que estén leyendo este artículo se sentirán identificadas o conocerán alguna pareja de este tipo. Si es así, pide ayuda profesional o recomienda que la pidan. Estos comportamientos son de alto riesgo y ambos miembros de la pareja sufren.

Tamara de la Rosa es psicóloga
tamaraconsulta@gmail.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook