29 de mayo de 2012
29.05.2012
en corto

Psiquiatras vengan

29.05.2012 | 02:37

Igual que ocurre en Argentina con las Malvinas, aquí siempre se vuelve a Gibraltar cuando la cosa se pone difícil. Gibraltar es un lugar sensible, un punto de dolor que remueve toda la memoria de las glorias pasadas, las batallas perdidas y los enemigos seculares, el triplete que arma el fondo castizo de una patria. En realidad, el caso de Gibraltar es bien sencillo, hay que unirlo cada vez más a España hasta que se disuelva en ella (y, si no, tampoco pasa nada), pero renta más tener clavada ahí esa aguja de acupuntura, que cuando hace falta se agita para atraer el dolor y alejarlo de otro sitio. Motivos siempre los habrá y maneras de exagerarlos también. ¡Qué juego!: Argentina logra olvidarse de las Malvinas con Repsol y España se distrae de Repsol, de Bankia y de la crisis con Gibraltar. ¿Resultará al final que en el fondo del alma todos, aquí y en Argentina, querríamos ser ingleses?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine