11 de mayo de 2012
11.05.2012
tribuna abierta

España: análisis de situación

11.05.2012 | 04:00

Estamos todos lógicamente deprimidos al observar la decadencia en que nos hemos sumido después de años de exagerada euforia por tanta prosperidad. Y, sin embargo, si echamos una mirada alrededor quizá aliviemos el pesimismo con la sola contemplación de algunos datos que han salido a la luz al hilo de las elecciones francesas.
Francia, la segunda potencia europea, tiene, con sus 66 millones de habitantes, un PIB nominal de 2,5 billones de dólares, en tanto el de España, con 45 millones de habitantes es de 1,6 billones. Nuestra renta per capita española es algo inferior a la francesa: 34.000 dólares frente a 40.600. En el año en curso, el crecimiento francés será del 0,5% –nosotros estamos en leve recesión–, el déficit público será del 4,6% –nosotros deberíamos alcanzar el 5,8%– y la deuda francesa supera el 90%, cuando la española es de apenas el 65%.
Quiere decirse que no hay tanta diferencia y que no estamos tan mal. Evidentemente, hemos de aceptar un incómodo baño de realismo, un aterrizaje en la prosa desde las nubes de la fabulación, pero tras este ejercicio podremos sin duda recomponer la figura y disponernos a seguir avanzando, con más tino que antes, de nuevo hacia la prosperidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine