06 de mayo de 2012
06.05.2012
en corto

Primero los michelines

06.05.2012 | 04:00

Cuando el profesor Sosa Wagner, hoy eurodiputado, era secretario general en el ministerio de Administraciones Públicas topó con el raro caso de que otro ministerio mantenía igual gasto pese a haber transferido a las autonomías casi todas sus competencias. Preguntó cómo era eso, le dijeron que todo estaba bien, pues el Ministerio de marras no aumentaba gasto, al profesor se le fue el color y dimitió del cargo, dando a luz un glorioso testamento. De aquellos polvos vienen muchos lodos que hoy nos atragantan. El Estado se resistió a adelgazar por su centro mientras engordaba por la periferia. Cuando Rajoy decía ayer que para racionalizar el Estado autonómico hay que eliminar duplicidades y solapamientos indeseables le daba la razón 25 años después al profesor Sosa. Pero eliminar la grasa enquistada en la cintura de España costará aún más que ponerles fino el cuerpo a las autonomías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine