05 de mayo de 2012
05.05.2012
dando caña con coña

La tomadura de pelo de los mercados

05.05.2012 | 02:39

Nuestros gobernantes, y la clase política en general, tienen más miedo a los mercados que al Coco, aquel ogro de nuestra niñez que sacaban a relucir cuando nos negábamos a comer o a dormir. Las amas de casa nunca empleaban la palabra mercado. La sustituían por plaza. La plaza del Sur o la plaza del pescado, por ejemplo. ¿Por qué tanto miedo a los mercados? Se debe temer a la guerra, al hambre y a la enfermedad. Los mercados no son más que lugares donde se compra y se vende. El peligro radica en vender mal o en no comprar bien. En mi casa no me dejan ir al mercado porque dicen que me engañan. España deja ir (con el carrito de la compra) a los ministros Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y al jefe de ambos, Mariano Rajoy. Supongo que el carrito de la compra lo llevará el jefe de gabinetes o el escolta (como antaño hacían los militares de carrera con los asistentes). Sabido es que quien ordena y manda en los mercados europeos es la canciller alemana Angela Merkel. Me consta que esa señora no habla español y dudo que ninguno de los políticos citados sepan palabra del idioma de Goethe. ¿Cómo entenderse pues? Yo sé de un político español que habla perfectamente alemán, pero no figura en el Gobierno, sino en la oposición. Es el doctor en Ciencias Químicas, profesor don Alfredo Pérez Rubalcaba.También Su Majestad la Reina doña Sofía. Pero bastante tiene ya sin necesidad de ir al mercado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine