03 de mayo de 2012
03.05.2012
40 Años
40 Años
tribuna abierta

Lisiados y ponderados

03.05.2012 | 04:00

Estos días hay que salir de casa con el diccionario en el bolsillo, y a veces no basta. El recurso al eufemismo por parte de quienes sujetan el mango de la sartén hace necesario un gran dominio de los vericuetos lingüísticos. En los últimos días, aprovechando que estamos lisiados por la paliza de malas noticias, el ministro De Guindos ha puesto sobre la mesa el aumento de los tipos del IVA, lo que supondrá uno de los incumplimientos más flagrantes de las escasas promesas de Mariano Rajoy. Pero acto seguido ha aparecido el también ministro Montoro para negar la evidencia, y ha anunciado que "los contribuyentes en España no pagarán más impuestos, lo que harán, a medida que la evolución económica nos lo vaya permitiendo, es cambiar la ponderación de impuestos en clave europea". ¡Vaya por Dios! Y eso, ¿qué significa?
Es en estos casos cuando hay que recurrir al diccionario, para no equivocarse y no entender una cosa por otra. En esa frase, el fragmento que nos interesa aclarar es el de "cambiar la ponderación de impuestos", y en ella, la palabra menos común, la que parece guardar la clave del significado global, es "ponderación". Por ello hemos acudido al diccionario de la Real Academia, que da cuatro definiciones de "ponderación":
"1. Atención, consideración, peso y cuidado con que se dice o se hace algo. 2. Exageración de algo. 3. Acción de pesar algo. 4. Compensación o equilibrio entre dos pesos".
Por lo tanto, Montoro podía querer decir que hablarán de impuestos con cuidado, que los exagerarán, que los pesarán, o que cambiará la compensación o equilibrio entre diferentes impuestos. De todos estos significados, el único que acepta una relación adversativa con el concepto de subir impuestos, es el que se refiere a variar la compensación o equilibrio entre los pesos de los distintos impuestos. Y eso significa que unos ganarán peso mientras que otras lo perderán. Al fin y al cabo, "ponderar" significa, entre otras cosas, "atribuir un peso a un elemento en un conjunto". Si se cambia la ponderación, como anuncia el ministro, querrá decir que de algunos impuestos se esperará más recaudación y de otros, menos. Pero en la situación actual, la única manera de ganar recaudación es subiendo el tipo del impuesto. Especialmente en una tasa como el IVA, que es lo que estamos hablando, eufemismos al margen. Si suben el IVA, suben un impuesto. Y si suben un impuesto vamos a pagar más por este impuesto. Esta es una realidad clara y diáfana, más allá de ponderaciones en clave europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine