14 de marzo de 2018
14.03.2018
Congreso de los Diputados

Rajoy se compromete a elevar las pensiones mínimas y de viudedad si se aprueban los nuevos Presupuestos

El presidente del Gobierno asegura que mientras él siga en la Moncloa las pensiones "subirán siempre"

14.03.2018 | 16:36
Rajoy se compromete a elevar las pensiones mínimas y de viudedad si se aprueban los nuevos Presupuestos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que incluirá en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y concentrará las ayudas fiscales en el IRPF para pensionistas y familias.

Así lo ha señalado el presidente en el debate de pensiones este miércoles en el Congreso, donde también ha indicado que el Gobierno aprobará a final de mes en Consejo de Ministros los Presupuestos.

"Es en el contexto de los Presupuestos donde podemos hablar de las mejoras posibles para el bienestar de los españoles también en materia de pensiones", ha apostillado.

Así, ha recalcado que hay que trabajar para llegar a un acuerdo a lo largo de la tramitación de los PGE de 2018, porque cree que "es en el marco de este debate donde se deben acordar las decisiones que se tomarán sobre ingresos tributarios y gastos sociales".

No obstante, Rajoy considera que hay que tener en cuenta que no se puede gastar "lo que no se tiene" y que España está obligada cumplir con los objetivos europeos en materia de déficit público, "porque fue lo que salvó a España".

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo ha aprovechado su intervención en el pleno monográfico sobre pensiones en el Congreso para asegurar que mientras él sea presidente "las pensiones no se congelarán nunca, subirán siempre".

Rajoy ha defendido que no piensa "dar marcha atrás en ninguna reforma de pensiones realizada durante la crisis económica, ni la de 2011 con el PSOE, ni la de 2013 bajo su Gobierno, si bien considera necesario dar "un nuevo impulso" al Pacto de Toledo.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que para preservar el actual sistema es necesario un "mínimo consenso a la hora de poner en marcha reformas imprescindibles" para enfrentar los "cambios constantes" y crear "más y mejor empleo".

"El Pacto de Toledo hoy necesita un nuevo impulso, pero no una rectificación. Su importancia y revitalización está precisamente en no volver a empezar de cero", ha dicho el jefe del Ejecutivo, que ha propuesto "avanzar sobre lo construido y no dar marcha atrás en ninguna de las reformas de los últimos años".

La reforma de 2011 retrasó hasta los 67 años la edad de jubilación y la de 2013 cambió la revalorización de las pensiones, vinculada hasta entonces a la inflación, por una fórmula que tenía en cuenta la previsión de ingresos y gastos, y que desde entonces ha limitado las subidas a su resultado suelo, un 0,25%, además de introducir un cambio en el cómputo de la pensión inicial, conocido como factor de sostenibilidad, que entrará en vigor en 2019.

"Las pensiones son irrenunciables


Así, aunque ha ofrecido mejoras en las pensiones mínimas y de viudedad dentro de la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018, ha reclamado "respetar el procedimiento general de revalorización" pues, ha asegurado, "está siendo un elemento determinante para garantizar la viabilidad del sistema".

Rajoy anuncia "una mejora de las pensiones mínimas y viudedad". Vídeo: ATLAS | AFP

Desde el inicio de su comparecencia, Rajoy ha concedido que los pensionistas de hoy "han podido sentir cierto desasosiego sobre el futuro de sus pensiones". "No hay motivo para ello. Todos han de tener la seguridad de que en el Gobierno estamos comprometidos con ese pacto entre generaciones que es nuestro sistema público de pensiones", ha aseverado.

En este sentido, ha defendido que las pensiones públicas "son irrenunciables". "No entendemos una sociedad que no garantice unas prestaciones suficientes para asegurar una vida digna", ha aseverado Rajoy, que ha reclamado "a todos una visión equilibrada y realista" con la que poder "preservar este modelo de bienestar".

Para destacar su importancia, el presidente del Gobierno ha aludido al último informe de la OCDE de 2017, señalando que si la pensión media en España supone el 72% del salario previo a la jubilación, en la media OCDE se sitúa en el 52%; si la renta de la población mayor es el 98,8% en la OCDE es el 87,6%; y que España es uno de los países con menos mayores en situación de pobreza.

"Los recursos son limitados"


"España es un país solidario y justo. Lo es con todos y va a seguir siéndolo", ha asegurado Rajoy, que ha dicho que esta solidaridad "debe tener siempre presente que los recursos son limitados y que es socialmente más justo lo que económicamente es más eficiente".

En todo caso, Rajoy ha dicho que existen "motivos para ser razonablemente optimistas", pues cree posible un saneamiento del sistema "si no se revierten" las reformas aprobadas en los últimos años. "Si se mantiene una buena política económica que impulse la creación de más y mejor empleo y no se revierten las decisiones tomadas recuperaremos el equilibrio del sistema", ha dicho.

Como ejemplo, ha defendido que los ingresos por cotizaciones aumentaron en 2017 por encima del gasto en pensiones, por primera vez desde 2008, y que esto "ha sido posible gracias a la política económica" de "consolidación fiscal y reformas estructurales".

Por último, Rajoy ha pedido no "volver a las políticas erróneas, las que generan desempleo" y caer en "la política partidaria". "Lo que puede amenazar la tranquilidad de los pensionistas es que caigamos en la tentación de incluir las pensiones en el terreno de la pelea partidaria". "Estos son los dos únicos peligros: el paro y la demagogia", ha subrayado.

Un sistema sostenible


El jefe del Ejecutivo ha hecho hincapié en que la sostenibilidad del sistema de pensiones español y del importe de las mismas depende del empleo, de que trabajen muchas personas y de que lo hagan en empleos cada vez mejores. "Solo si hay más gente cotizando se pueden pagar más y mejores pensiones", ha recalcado.

En esta línea, ha insistido en que su prioridad es la de hacer "todo lo posible" para seguir creciendo y creando empleo "cada vez más estable y cada vez mejor remunerado".

Por ello, considera que es imprescindible que se preserve una agenda de reformas que lleve a España a crecer, mejorar la productividad, diversificar la economía y hacerla "cada vez más capaz de adaptarse a un entorno cambiante y muy competitivo".

"Los españoles pueden estar tranquilos, porque no existe hoy ningún peligro por lo que se refiere al sistema de pensiones", ha añadido.

Vincular las pensiones al IPC


Por otra parte, el presidente del Gobierno ha afirmado que le parece "razonable" vincular las pensiones al IPC, "al menos en las más bajas", según ha señalado durante el turno de réplica contestando a la diputada de Coalición Canarias, Ana Oramas, que ha asegurado que hay que actualizar las pensiones con la inflación, sobre todo aquellas que tienen "una cuantía insuficiente para un mínimo digno para vivir".

No obstante, durante toda su intervención, Rajoy ha apuntado que le parece anticuado vincular las pensiones al IPC. De hecho, ha señalado que "la decisión de no indexación de las pensiones era lo más razonable, porque es la regla general que se está aplicando en Europa".

Así, ha insistido en que hay que hacer "cosas de forma razonable" y ha apostillado que el salario mínimo ha subido sin ir indexado al IPC, gracias a la negociación.

"Creo que hay que mirar hacia adelante, todo es discutible, pero se dieron pasos en la buena dirección con nuestras reformas", ha insistido Rajoy, tras recordar que la reforma de 2013 acabó con la vinculación de las pensiones a la inflación.

Según el presidente, vincular al IPC las pensiones en general "tiene muy poco sentido". De hecho, le ha recordado a la representante del grupo socialista, Margarita Robles, que el PSOE se saltó la ley, no subió las pensiones al inicio de la crisis con el IPC y hubo pérdida de poder adquisitivo, por lo que "hay que hacer las cosas de forma razonable".

Rajoy entiende el enfado de los pensionistas con la carta de Báñez


El jefe del Ejecutivo se ha referido también a la polémica carta enviada por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, a los pensionistas.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado entender el enfado de los pensionistas y ha asegurado que en próximas ocasiones será "un poco más personal y menos dura".

Rajoy ha llegado a reconocer que "es una carta que a nadie le hubiera gustado recibirla", y ha dicho entender "perfectamente" la "posición que sentirían las personas que lo recibieron".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine