02 de junio de 2008
02.06.2008
Temporal

Las intensas lluvias desbordan ríos en el País Vasco, sobre todo en Vizcaya

01.06.2008 | 21:16

Las intensas lluvias caídas durante las últimas horas han provocado el desbordamiento de varios ríos en el País Vasco, que han inundado carreteras, calles y bajeras, especialmente en Vizcaya.

El Gobierno vasco ha reunido esta mañana a la denominada Mesa de Crisis y ha activado el Plan de Emergencias de Inundaciones en su fase uno (el nivel máximo es el tres) para hacer frente a los desbordamientos.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, han ofrecido hoy al Gobierno Vasco la colaboración de la UME y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los problemas más graves han ocurrido a lo largo de la mañana, aunque por la tarde persisten algunas complicaciones en los puntos más afectados por las inundaciones.

La intensidad de las lluvias se ha reducido desde las dos de la tarde, lo que ha contribuido a que los caudales de los ríos hayan descendido de manera paulatina, aunque aún están en niveles máximos.

Se espera que las precipitaciones cesen en torno a las diez de la noche.

En Vizcaya, una de las zonas más afectada ha sido la Margen Derecha de la ría del Nervión, donde la carretera de La Avanzada, principal medio de comunicación de esa comarca ha sido anegada y también la autopista a la altura del municipio de Getxo, así como varias carreteras secundarias.

En esta zona, concretamente en algunos barrios de Getxo próximos al río Gobela el agua ha llegado a la altura de las viviendas del primer piso y con ayuda de balsas neumáticas y de personal sanitario, han sido desalojados varios vecinos.

También en Vizcaya, Erandio ha sufrido inundaciones, especialmente en las calles más bajas y el desbordamiento del río Cadagua ha obligado a los servicios de emergencia a desalojar a una decena de personas en Alonsotegi.

El desbordamiento del río Nervión ha anegado una veintena de garajes del barrio de Ariz de Basauri, donde ha dañado al menos cuatro coches, y ha provocado la aparición de importantes balsas de agua en algunas empresas de este municipio y en talleres de Galdakao.

Los transportes públicos también se han visto afectados. Así, la línea de metro que comunica Bilbao con la Margen Derecha, ha sufrido cortes al igual que los trenes de RENFE en tramos de la Margen Izquierda y los de FEVE entre Bilbao y Balmaseda.

Además, la inundación de una subestación eléctrica en Ortuella ha dejado a unos treinta mil vizcaínos sin suministro eléctrico durante varias horas.

A lo largo de la mañana, los caudales de los ríos desbordados han descendido de manera paulatina, lo que ha contribuido a que la temida pleamar de las tres de la tarde no haya causado nuevas inundaciones.

Aún así, los vecinos de las zonas de Bilbao más cercanas a los márgenes de la Ría del Nervión, como Deusto o las inmediaciones del mercado de La Ribera, han vivido "preocupados" e "inquietos" la evolución del caudal hasta la llegada de la marea alta.

En Guipúzcoa, la zona más afectada se encuentra en las comarcas del Goierri y el Urola por el desbordamiento del río Oria, mientras que el cauce del Urola ha estado al máximo de su capacidad, a punto de desbordarse a su paso por Elgoibar.

En Beasain ha habido bajos y garajes anegados, al igual que ha ocurrido en otras localidades por las que discurre el Oria como Zaldibia, Ordizia y Villabona, y ha habido riesgo de desbordamiento también en Lasarte.

Por su parte, en Álava el temporal de lluvia no se ha vivido de manera crítica aunque ha dejado algunas huertas anegadas y garajes y bajos inundados, debido a la crecida del caudal de los ríos. Además, ha sido necesario desembalsar los pantanos de Uribarri y Urrunaga.

En Vitoria, la jornada del domingo ha sido bastante tranquila para los bomberos, pero en Llodio, éstos se han visto "saturados" ante las numerosas salidas para achicar agua en bajos y garajes inundados tanto de Llodio como de municipios de la zona.

Los vecinos de esta localidad han mirado con preocupación durante todo el día el caudal del río Nervión ante el temor a un desbordamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine