01 de junio de 2008
01.06.2008

Rajoy defiende sus principios frente al PP

El líder, arropado por los jefes autonómicos menos los de Madrid y País Vasco

01.06.2008 | 01:00
El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en el acto que el partido celebró ayer en Valladolid.

El líder del PP, Mariano Rajoy, advirtió ayer de que puede aceptar que alguien se sienta más capacitado que él para presidir el partido, pero no va a tolerar que se pongan en tela de juicio sus principios y convicciones porque son los mismos que defendía antes de las elecciones generales. Rajoy hizo esta advertencia en el acto organizado por el PP en Valladolid en el que fue respaldado por las direcciones del partido en todas las Comunidades Autónomas salvo por las de Madrid y el País Vasco, aunque, a título particular, acudieron a la capital castellano-leonesa dirigentes populares de estas regiones.
Ante todos ellos ha defendido los principios del PP, aunque ha precisado que el partido debe moverse y hablar con todo el mundo y, en especial, con el Gobierno, al que ha dicho que no criticará si no dialoga con ETA y se opone a los planes del lehendakari, Juan José Ibarretxe, ya que el Partido Popular no tendría crédito si lo hiciera. Rajoy ha citado dos objetivos esenciales para optar de nuevo a presidir el PP: defender los principios e ideas del partido y sumar más españoles en torno al mismo.
Explicó que las mismas convicciones que tenía antes del 9-M, entre ellas el apoyo total a la Constitución y el rechazo a una negociación política con ETA, son las que defiende también ahora. "Pienso lo mismo; puedo aceptar y acepto, y no le niego razón, que pueda haber alguien que se considere más capacitado que yo para presidir el partido, hasta ahí podríamos llegar; lo que no puedo aceptar, porque no es verdad, es que alguien ponga mis principios y convicciones en tela de juicio. No lo voy a aceptar". Después de esa advertencia, acogida con un largo aplauso y tras la que ha puntualizado que no ve a nadie del partido como adversario, ha repetido casi una veintena de veces la frase "soy el mismo" después de ir recordando la posición que ha mantenido en la pasada legislatura ante asuntos como el plan Ibarretxe, el diálogo con ETA o el Estatut.
Firme a su discurso de las últimas semanas, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, abogó ayer por su parte, en Valladolid, por construir un Partido Popular "de futuro, unido, centrado y moderado" en el que no se excluya a "nadie" y en torno al liderazgo del actual presidente. Para el primer edil madrileño, el evento fue "muy importante" como paso previo a la celebración de "un gran congreso" que reunirá a líderes y compromisarios de los populares los días 20, 21 y 22 de junio en Valencia, para elegir al nuevo presidente del partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine