08 de diciembre de 2018
08.12.2018
DUCATI PANIGALE V4 R

Ducati Panigale V4 R: de la parrilla a tu garaje

08.12.2018 | 12:05
Ducati Panigale V4 R

Aerodinámica tan imponente como eficaz

  • Amados por unos, denostados por otros, los alerones han llegado a las motos para quedarse. Consideraciones puristas al margen, los apéndices aerodinámicos desarrollados por Ducati Corse para la Panigale V4 R en comunión con el centro de estilo de la marca boloñesa dan a este modelo un aspecto temible. Este paquete incluye cúpula, carenado frontal y lateral, extractores de aire para una mejor evacuación del calor que desprende el motor y las alas. Éstas, junto al diseño del carenado, aumentan la carga vertical a altas velocidades (+30 kg a 270 km/h según la marca) estabilizando el tren delantero también en fases de frenado y en entrada en curva. Los extractores, por su parte, aceleran el enfriamiento de los radiadores de agua y aceite en un 6% y un 16% respectivamente.

La Ducati Panigale V4R no es ninguna réplica. Directamente, este modelo da carta de naturaleza a la moto con la que Ducati Corse pretende reconquistar el Mundial de SBK, el campeonato de motos 4T derivadas de serie. Para cumplir esa misión, sustituye el motor de 1.103 cc por el Desmosedici Stradale R de 998 cc (dentro del límite que establece la categoría) muy próximo al que monta la poderosísima GP18 con la que Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso lograron la pasada temporada seis victorias en el otro mundial, el de los prototipos de MotoGP.

Este V4 a 90º con cilindros girados hacia atrás, orden de encendido 'Twin Pulse' y cigüeñal contrarrotante emplea una serie de soluciones, componentes y materiales tan avanzados como ligeros para que la aguja del 'cuentavueltas' llegue más lejos. De ahí esos 221 CV de potencia a 15.250 rpm, 2.250 rpm más que la Panigale V4 S. Al ser los circuitos su medio natural, opta por un embrague en seco STM Evo-SBK realizado en aluminio mecanizado que permite, a través de diferentes muelles secundarios, adaptar el freno motor. Con ese embrague y con la línea de escape Akrapovic, dicen que el sonido es gloria bendita.

El bastidor también difiere del de la V4 S y no sólo por su color negro. Es más rígido, más ligero y propone cuatro posiciones de altura para el eje del basculante. Como derivada de una verdadera moto de competición que es, la versión R prescinde de las suspensiones semiactivas para emplear unas Öhlins de regulación mecánica: horquilla presurizada NPX 25/30 de 43 mm delante, amortiguador posterior TTX36 y amortiguador de dirección.

Sí hay electrónica en la Ducati Panigale V4 R, pero toda ella va enfocada a explotar su inmenso potencial dinámico. Basada en la plataforma inercial Bosch de seis ejes (la famosa IMU) abarca versiones evolucionadas de dispositivos como el ABS de curva, el control de tracción, el anti 'wheelie', el cambio rápido (tanto para subir como para bajar) y el control de freno motor, así como el control de deslizamiento y el Power Launch. Además del 'Riding Mode' denominado 'Race' para su uso en circuito, su condición de moto de serie recomienda otras dos posiciones más convencionales como la Sport y la Street cuya respuesta es más progresiva y ajusta los controles para mejorar el agarre y la seguridad sobre firmes con un 'grip' menor que en pistas de velocidad en las que, por cierto, el piloto puede activar un limitador para acceder al pit lane.

Todo ello se gobierna con la piña de mandos y la instrumentación TFT a todo color de cinco pulgadas que incorpora un cronómetro con tiempo por vuelta; un monitor de rendimiento de moto y piloto; y el Ducati Multimedia System para enlazar la Panigale con teléfonos inteligentes a través de Bluetooth.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook