26 de octubre de 2018
26.10.2018
Novedad

Jeep Cherokee 2018, mar y montaña

La reformulación del Jeep Cherokee 2018 combina con acierto dos mundos aparentemente opuestos

26.10.2018 | 23:56
Jeep Cherokee 2018
Jeep Cherokee 2018

No renuncies a la aventura

  • El escalado de soluciones 4x4 contempla hasta tres grados de intervención ofreciendo la posibilidad de escoger la opción que mejor se ajuste a los gustos e inclinaciones de un abanico más amplio de usuarios.
  • Otra demostración del salto generacional apunta hacia la actualización de los sistemas activos de asistencia a la conducción

Hace tiempo que Jeep dejó de ser esa una marca exclusiva de vehículos todo terreno puros para convertirse en un gran especialista en el desarrollo de modelos SUVs. No quiere decir que hayan abandonado por completo su legendaria herencia off road, la gran habilidad ha estado en transformar toda esa experiencia para cimentar una gama moderna y adaptada a las exigencias del mercado actual con un sello propio que la hace diferente. Eso al menos es lo que nos inspira esta nueva reformulación del Jeep Cherokee para 2018.

Y es que con todo es bagaje a sus espaldas, el verdadero atractivo de esta propuesta vuelve a recaer en la manera en cómo la marca es capaz de integrar el diseño de gran clase, un profundo sentido práctico y la tecnología de vanguardia para dar respuesta a un usuario, con aires de cosmopolita pero con un lado de aventurero bastante arraigado.

Para ello, el actual Cherokee revisa su oferta de sistemas 4x4, especialmente en el más básico –Active Drive I- mejorando la maniobrabilidad y rebajando el par de arrastre para incidir en este caso en el rendimiento de todo el conjunto. Para los más atrevidos con un punto de exigencia campera superior, el SUV de tamaño medio ofrece una respuesta a su medida con el Jeep Active Drive II con modo reductora y control de descenso, y el Jeep Active Drive Lock que suma a todo lo anterior el bloqueo de diferencial trasero y el control de selección de velocidad para atravesar terrenos especialmente escarpados a una velocidad constante de hasta 9 km/h. Por si no fuera suficiente, el Selec Terrain, con cuatro modos de conducción –cinco en la variante Trailhawk- garantiza una capacidad todo terreno sin parangón en su categoría.

Otra demostración del salto generacional experimentado por el nuevo Cherokee apunta hacia la actualización de los sistemas activos de asistencia en conducción. Con distinto nivel de accesibilidad en función del nivel de acabado –Longitude, Limited y Overland- desde la versión básica el conductor apreciará las ventajas del sistema de aviso de colisión frontal con detección de peatones y frenada de emergencia, el aviso de abandono involuntario de carril; el control de frenada avanzado; y el detector de ángulo muerto con asistente de tráfico cruzado posterior. Todos estos asistentes se pueden acompañar del control de crucero adaptativo, el limitador de velocidad activo y la cámara de visión trasera con proyección de líneas dinámicas.

La irrupción de esta nueva actualización trae aparejado también cambios estéticos muy convenientes. Destacan la reinterpretación del parachoques en cuyos flancos se alojan unos marcos cromados para los faros antiniebla, y los nuevos grupos ópticos Full-LED todo ello coronado por el ya clásico capó 'waterfall'. Visto desde atrás es novedad la elección de un nuevo portón trasero, ahora con función manos libres. La manilla de apertura está situada ahora en una posición superior y el grafismo en LED dibujado por la iluminación trasera le otorga una señal distintiva.

En el interior los ocupantes apreciarán la experiencia de conducir a cielo descubierto con el techo solar de doble panel que se extiende desde la luneta delantera hasta la parte trasera del vehículo. La atención por el detalle es fiel reflejo de una aspiración como vehículo de clase superior materializada en una serie de elementos acabados en negro lacado y cromo satinado. Una combinación elegante y de gran calidad reforzada por una gran pantalla de alta definición alimentada por la última generación, la cuarta, del sistema de info-entretenimiento Uconnect, con Apple CarPlay y Android Auto integrados. La capacidad de carga se ha incrementado hasta en 70 litros, aumentando hasta un máximo de 570 litros.

La opción mecánica escogida se focaliza en el motor turbodiésel 2.2 Multijet II, disponible en dos variantes, 150 y 195 CV. La potencia se transmite al suelo mediante una caja manual de seis cambios en el primer caso o una transmisión automática de nueve velocidades para la opción con mayores prestaciones. A principios del próximo año – en el primer trimestre- se incorporará un eficiente motor de gasolina turboalimentado de 2.0 litros y 270 CV.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook