13 de marzo de 2019
13.03.2019

Reunión a la intemperie con pique vecinal

El Consejo de Administración de Muvisa desafía al Ayuntamiento y realiza la asamblea para informar sobre la contratación de una empresa para las inspecciones

13.03.2019 | 02:16
Reunión a la intemperie con pique vecinal

El Consejo de Administración de Muvisa (Sociedad Municipal de Viviendas y Servicios de La Laguna), que está en manos de la oposición, desafió ayer la decisión del Ayuntamiento para que no realizara la asamblea prevista con los vecinos de Las Chumberas en el Centro Ciudadano y la terminó realizando a la intemperie, a las puertas de la biblioteca de la zona -donde comenzó pero terminó trasladándose fuera debido al poco espacio en la misma-, una reunión que estuvo marcada por el pique vecinal y en la que al nuevo consejero delegado de la empresa pública, Javier Abreu, le costó realizar su exposición debido a las continuas interrupciones de los vecinos, pero en la que dejó claro que ya habían comenzado con su labor y habían contratado a una empresa para que realice desde hoy las inspecciones en las viviendas.

Durante la asamblea -en la que también estuvieron presentes el vicepresidente de la entidad, Rubens Ascanio, y otros compañeros de su partido-, Abreu explicó a los ciudadanos los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Muvisa. También informó de que, después de las declaraciones del alcalde, José Alberto Díaz, en el último pleno, en las que aseguró que lo más importante era la seguridad de los vecinos, y tras recibir el pasado miércoles un documento de la concejal de Urbanismo, Candelaria Díaz, en la que "nos insta a tomar las decisiones oportunas" en este asunto, y el acuerdo de la Junta de Gobierno para que Muvisa continúe con las labores de seguridad en los inmuebles, decidieron tramitar de manera urgente la contratación de la empresa Intemac para que comenzara desde hoy las inspecciones en las viviendas y trasladar sus informes a Urbanismo para que la Gerencia se haga cargo de los desalojos en caso de que sea necesario.

Sin embargo, Javier Abreu señaló que durante la tarde de ayer se habían enterado de que un informe jurídico indica que Muvisa no cuenta con esa competencia y les negaba el Centro Ciudadano para la realización de la reunión, por lo que, a pesar de haber intentado contactar con el alcalde para tratar este tema, no será hasta hoy, en una reunión prevista para esta mañana, cuando puedan hablar sobre este asunto para intentar llegar a una solución y que la compañía pueda comenzar con las inspecciones cuanto antes.

Abreu insistió en que lo más importante es velar por la seguridad de los vecinos, por lo que han empezado a trabajar para "conocer la situación de Las Chumberas y de otras viviendas que también tienen aluminosis", afirmó.

Por su parte, entre los vecinos se sucedieron diferentes discusiones durante toda la reunión. Así, los miembros de la comisión de seguimiento de la aluminosis achacaban a los políticos que no habían sido informados sobre la asamblea, mientras otros intentaban que Abreu pudiera explicarse, llegando este a solicitar en varias ocasiones que lo dejaran hablar. También fue motivo de quejas el hecho de desconocer dónde está el dinero que las administraciones han entregado para la reposición de Las Chumberas o el hecho de que aunque se suponía que la demolición de los inmuebles comenzaría en diciembre, aún no han empezado.

En cuanto al presupuesto, tanto Abreu como Ascanio informaron de que de los 25 millones que se han entregado al Ayuntamiento, 15 se ingresaron en las cuentas de Muvisa y 10 están en la Corporación local. "En Muvisa hay 8 millones y se ha justificado el gasto de otros cuatro", apuntaron. Ascanio señaló que cuenta con más de 3.000 folios de documentación que analizarán para trasladar toda la información a los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook