13 de enero de 2019
13.01.2019

El aumento de los controles y los radares permite reducir los accidentes en un 16%

Según los datos de Seguridad, en 2018 el número de siniestros producidos en las vías urbanas del municipio fue de 1.222, mientras que un año esta cifra llegó a 1.456

12.01.2019 | 23:41
El aumento de los controles y los radares permite reducir los accidentes en un 16%

El aumento de la instalación de radares preventivos en el municipio, así como el incremento de los controles en la carretera que realizan los agentes de la Policía Local han permitido reducir el número de accidentes de tráfico en las vías urbanas de La Laguna en un 16% en el último año, al pasar de 1.456 siniestros en 2017 a los 1.222 en 2018, según los datos de la memoria de la Policía Local, facilitados por el área de Seguridad Ciudadana, que dirige el concejal Jonathan Domínguez.

Teniendo en cuenta el número de sucesos en los que se han producido daños en los vehículos, en 2017 se produjeron 1.061 accidentes, mientras que en 2018 estos siniestros disminuyeron hasta los 885, lo que supone un descenso del 16,58%. Por su parte, en cuanto a los accidentes con heridos, en 2017 llegaron hasta los 394 accidentes, mientras que en 2018 fueron 336, lo que se traduce en una caída del 14,72%.

Además del aumento de los controles y los radares, otros de los elementos que han influido en la reducción de los accidentes de tráfico son: la mejora de la señalización en diferentes vías, como la avenida de Los Menceyes, que es una de las más transitadas del municipio, Taco o la zona centro de la ciudad; así como la mejora de las señalización electrónica; y el aumento de la formación y concienciación ciudadana sobre seguridad vial.

Aparatos preventivos

En cuanto a las mejoras en seguridad vial, cabe destacar la instalación de los radares preventivos, que solo en el pasado año ha supuesto una inversión de más de 48.000 euros. De esta manera, en la actualidad existen un total de 18 aparatos preventivos en el municipio, situados, principalmente, en las zonas próximas a los centros educativos, una medida que se ha llevado a cabo gracias a las solicitudes de los vecinos, que pedían que se tomaran medidas por los excesos de velocidad en determinadas carreteras.

Gracias a los radares preventivos, la Corporación local puede obtener información sobre el número de vehículos que pasan por cada una de las vías en las que están instalados, así como de la velocidad y las franjas horarias. Según ha explicado el concejal responsable en diversas ocasiones, "de esta manera tenemos cifras y porcentajes de las vías troncales del municipio, unos datos que luego nos sirven para implantar las políticas por las que apuesta este Gobierno local, donde la seguridad es una de sus prioridades".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook