01 de julio de 2018
01.07.2018

El proyecto para la demolición del IES Padre Anchieta costará 646.356 euros

El plazo de ejecución previsto es de 6 meses. Los niveles de seguridad del edificio son catalogados como "precarios", con un "riesgo estructural no controlado"

30.06.2018 | 22:38
El proyecto para la demolición del IES Padre Anchieta costará 646.356 euros

El proyecto de demolición del antiguo IES Padre Anchieta está valorado en 646.356 euros y cuenta con un plazo de ejecución de seis meses, según aparece en el informe de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, que ha sido elaborado por el arquitecto Felipe Artengo. De esta manera, del total del presupuesto, 529.780 euros corresponden al proceso de demolición, mientras que el resto hace referencia a otro tipo de gastos relacionados con este primer paso.

Según se detalla en el proyecto, antes de llevar a cabo el derrumbe del centro educativo, que fue cerrado hace dos años por daños estructurales, es necesario realizar un tratamiento de desinfección, desinsectación y desratización. También hay que realizar la tala y poda de especies vegetales, y retirar aquellas que estén catalogadas para conservarlas, entre otras cuestiones.

Recientemente, la directora general de Centros e Infraestructura Educativa del Gobierno de Canarias, Ana Dorta, y el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, se reunieron con la comunidad educativa del centro, donde les informaron de que en breve saldrá a licitación la redacción del proyecto de edificación, y recibieron las propuestas del centro para el mismo, según informaron desde la Corporación local lagunera.

La construcción del centro educativo fue promovida por el Ministerio de Educación en 1972. Según aparece en los antecedentes del proyecto, la estructura del edificio ya sufrió un siniestro durante su construcción y entre los años 1979 y 1980 el IES tuvo que ser desalojado por la aparición de grietas, problema que fue resuelto con una actuación estructural en los años siguientes. El problema durante el curso académico 2016-2017, que obligó al traslado de los estudiantes a otro centro de Ofra, se encontró en dos aulas, aunque en un principio se habilitaron otros espacios en el propio edificio para continuar con las lecciones hasta el parón del periodo estival, cuando se encargó un estudio a fondo sobre el inmueble. En ese informe, según aparece en la documentación del proyecto de demolición, se determinó que "los niveles de seguridad de la estructura del edificio son, en general, precarios, a pesar de haberse llevado a cabo diferentes operaciones de refuerzo del forjado y de los pilares".

De esta manera, en el proyecto cuya redacción concluyó en el pasado mes de diciembre, se muestra que "las condiciones de seguridad de la estructura del edificio son muy precarias" y se detalla que existen zonas "en las que no se llegó a ejecutar el refuerzo previsto en su día, por lo que cuentan con condiciones de seguridad inadmisibles". Así, se califica la situación como de "riesgo estructural no controlado", por lo que se recomienda que continúe fuera de uso, al no garantizar las condiciones de seguridad.

Precisamente, esta fue una de las causas por la que se recomendó plantear directamente la sustitución del inmueble por una nuevo, al analizar también su costo, ya que en un principio se valoró también la opción de su rehabilitación. El proyecto total cuenta con un coste de 6,9 millones de euros, que serán sufragados por el Gobierno de Canarias y la previsión es que a final de año ya se haya llevado a cabo la demolición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine