28 de mayo de 2018
28.05.2018

La Laguna acoge un centro pionero en el tratamiento del Daño Cerebral Adquirido

Una veintena de pacientes recibe rehabilitación en este recurso único en todo el Archipiélago

29.05.2018 | 04:00
Inauguración del Centro de Atención Diurna
La responsable y uno de los usuarios del centro.

San Cristóbal de La Laguna cuenta con el único centro especializado en la rehabilitación de personas con Daño Cerebral Adquirido de Canarias. En él se tratan una veintena de personas de toda la Isla que padecen esta patología, que surge sobre todo como consecuencia de un ictus o un traumatismo craneoencefálico. Este recurso, que está gestionado por las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, fue puesto en marcha hace un año gracias a un presupuesto insular que superó los 200.000 euros.

El centro tiene previsto abrir 15 nuevas plazas y este año se ha incorporado al Convenio de Cooperación entre la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias y el Cabildo de Tenerife para la prestación de servicios en centros para personas con discapacidad.

La responsable del servicio de día, Mariana Cairós, explicó que "pretendemos integrar a los pacientes en la sociedad", por eso, además de hacer rehabilitación "siempre está enfocado a las actividades de la vida diaria, para que vuelvan a coger habilidades que han ido perdiendo". Para eso, todo se aplica a situaciones que los usuarios pueden encontrarse en su día a día como cepillarse los dientes, coger la guagua o aprender a hacer un café.

Los pacientes que acuden a este centro tienen que haber sufrido el daño cerebral desde hace más de un año "de forma que son pacientes crónicos". Cairós señaló que deben ser adultos, en este momento la benjamina tiene 21 años, y apuntó que tienen diferentes necesidades ya que algunos cuentan con más dificultades motrices y de comunicación, mientras que otros necesitan apoyo para actividades más complejas.

La responsable del centro manifestó que muchos de los pacientes, debido a que es un recurso pionero en Canarias, nunca antes habían tenido una rehabilitación global. "Nos estamos encontrando que ellos han podido ganar mucho más de lo que a priori dicen los libros, porque están teniendo un acercamiento con muchos profesionales distintos", indicó.

La profesional explicó que la mayor parte de las personas que se ven afectadas por esta patología han sufrido un accidente cardiovascular, "lo que se conoce popularmente como ictus, que hace que el riego sanguíneo se vea alterado y la persona puede tener un daño de mayor o menor gravedad". La segunda causa son los traumatismos, que generalmente se deben a accidentes o atropellos, pero pueden originarse a través de "cualquier golpe fuerte". Otras causas menos común son los tumores cerebrales, los paros cardiacos o las infecciones.

En Canarias hay más de 20.000 personas afectadas por esta patología y se estima que cada año son diagnosticados más de 2.000 nuevos casos. La gran mayoría de ellos se encuentran con el mismo problema después de obtener el alta hospitalaria, la falta de recursos especializados en este tipo de enfermos, por lo que en la mayoría de los casos son sus propios familiares los que deben atenderlos, cuando muchas veces no cuentan con los conocimientos necesarios. Por eso, Cairós señaló que el número de plazas es insuficiente y es necesario incrementarlas en todo el Archipiélago.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, que realizó este lunes 28 de mayo una visita al centro acompañado por consejera de Acción Social, Coromoto Yanes y por la directora insular responsable del IASS, Juana María Reyes, manifestó que la intención es ubicar recursos similares tanto en el norte como en el sur de la Isla.

Alonso se mostró satisfecho de que se haya puesto en marcha este recurso porque "permite un tratamiento especializado para esta patología específica". El mandatario resaltó que en este tipo de casos "es muy recomendable el tratamiento casi inmediato, para conseguir mejores resultados y que la persona se adapte mejor a su nuevo entorno".

Asimismo, valoró el trabajo que realizan las Hermanas Hospitalarias y de la Asociación de Familiares de Daño Cerebral Adquirido que se ha puesto en marcha.

El centro que se ubica en el complejo Acaman de La Laguna, está a la espera de un permiso municipal para construir un nuevo edificio, que les permita mejorar el servicio que presta y poder incorporar a más usuarios.

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, que también participó en la visita que se llevó a cabo este lunes se comprometió a que el permiso pueda estar en el menor tiempo posible.

El regidor también destacó la coordinación entre las administraciones públicas y las entidades privadas "para apostar por el trabajo por la diversidad y esto es un signo de que nos estamos adaptando a las necesidades sociales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook