08 de mayo de 2018
08.05.2018

De los muertos a los vivos en San Juan

Una investigación de Benjamín Reyes resucita la historia del camposanto lagunero y sostiene que el primer cementerio cuenta la historia del municipio nivariense

08.05.2018 | 18:26
De los muertos a los vivos en San Juan

El cementerio de San Juan es el encargado de narrar el devenir de La Laguna, desde sus muertos a los vivos. Así lo sostiene el investigador Benjamín Reyes, quien ha indagado en la historia de este camposanto, en el que están enterrados, entre otros, participantes en la Gesta de 1797 contra el contralmirante inglés Horatio Nelson y el director del primer tranvía de Tenerife.

Benjamín Reyes defiende la tesis de que el cementerio de San Juan (1814-1983) cuenta la historia de la ciudad de La Laguna entre los siglos XIX y XX, a pesar de que la documentación sobre la necrópolis lagunera pudo haber desaparecido pasto del fuego a consecuencia de un incendio que se produjo a mediados de la década de los años 80 del pasado siglo. Se consiguieron salvar 84 cajas con documentación del siglo XX, así como los registros de enterramiento y expedientes del siglo XIX, que revelan cómo era la vida en la ciudad en las centurias del XIX y XX, y que se conservan en el Archivo Municipal de La Laguna.

La investigación va de la ciudad de los muertos a la ciudad de los vivos y primero cuenta la historia del cementerio y luego la de la ciudad desde la Guerra de Independencia (1808-1814) a los accidentes del aeropuerto de Los Rodeos (1956-1977), pasando por la Guerra Civil Española (1936-1939).

La primera persona que se enterró en el camposanto de La Laguna fue Juan Rodríguez Toste, el 4 de julio de 1814. Era de orígenes humildes y con él se prosiguió la tradición de poner el nombre al cementerio de la primera persona que era enterrada. Entre las historias que se han rescatado para la investigación destaca la de Santiago Cuadrado Díez, comandante de la Guardia Civil de la capital tinerfeña que el mismo día del alzamiento que dio inicio a la Guerra Civil española perdió a su hijo Santiago Cuadrado Suárez -un soldado voluntario de 17 años del Regimiento de Infantería- víctima de un disparo, y que fue designado alcalde.

Entre los numerosos personajes históricos que reposan en el cementerio destacan Luis Florencio Román y Machado, quien participó en la Gesta de 1797 frente al ataque del almirante Nelson; Alfred Rensonnet y Rensonnet, quien fue ingeniero director del primer tranvía de Tenerife, que se inauguró en 1901; y José Rodrigo Vallabriga, quien proyectó numerosas obras en Canarias y realizó la reforma de la Catedral de La Laguna de 1905.

Además, esta investigación recupera un registro de 1853 de elefantiásicos (un síndrome que causa el aumento de algunas partes del cuerpo), y que pone de manifiesto que La Laguna era una ciudad poco higiénica, donde existían enfermedades hoy consideradas tercermundistas, detalla el investigador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook