17 de febrero de 2018
17.02.2018

Condenado a 10 meses de prisión por abandonar a sus perros en sacos en La Laguna

Uno de los canes falleció después de permanecer varios días encerrado, mientras que el otro logró sobrevivir al maltrato

17.02.2018 | 18:33
La perra que no logró sobrevivir al abandono.

El Juzgado de San Cristóbal de La Laguna condenó recientemente a 10 meses de prisión al varón de 57 años que el pasado mes de octubre abandonó a dos de sus perros metidos en sacos de tela en un barranco de la zona de Guamasa.

La sentencia a la que ha tenido acceso La Opinión de Tenerife condena a este hombre por dos delitos, un delito de maltrato animal con resultado de muerte y otro de abandono solicitando penas, además de la de prisión, a la inhabilitación para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio relacionado con los animales y la tenencia por un tiempo de tres años y un mes, y asimismo a pagar 480 euros de multa. Además, tendrá que pagar una indemnización y sufragar las costas procesales del juicio.

Inicialmente la Fiscalía partía de un solo delito con la mínima pena pero ante la argumentación de la Acusación Particular sobre la gravedad de los hechos se unió a la calificación de la acusación aumentando las penas y añadiendo el delito de abandono sobre el perro que sobrevivió.

La sentencia considera probado que este hombre era el propietario de dos perros, uno de ellos de raza mestiza yorshire, de nombre Balto, y otro mestiza de chiguagua a la que se llamó Princesa, y que con la finalidad de causarles la muerte en una fecha anterior al 7 de octubre de 2017 "metió a ambos animales en sendos sacos de tela que cerró y ató con una cuerda". Posteriormente, el condenado "los depositó abandonándolos en un barranco en la zona de Guamasa en La Laguna".

El perro mestizo de yorkshire consiguió salir del saco donde había sido encerrado y fue localizado el 7 de octubre por algunos vecinos. Sin embargo, el chiguagua permaneció en el saco sin recibir alimento hasta que fue localizado el 20 de octubre en un estado de desnutrición severo y con numerosas llagas en el cuerpo. Finalmente, falleció el día siguiente. El otro can consiguió recuperarse y actualmente está felizmente adoptado por una nueva familia.

La colaboración ciudadana fue imprescindible para localizar y detener al autor de los hechos, así como la participación de la asociación Brigada Animalista, que se personó como Acusación Particular en el caso bajo la dirección letrada de la abogada Francisca Gutiérrez.

El dueño de los animales reconoció posteriormente los hechos y aceptó la pena que le ha impuesto la justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine