27 de enero de 2018
27.01.2018

La imagen del Cristo volverá el 16 de marzo a su templo tras las obras de rehabilitación

El papa Francisco concede al Santuario lagunero la celebración del Año Santo Jubilar

26.01.2018 | 23:20
La imagen del Cristo volverá el 16 de marzo a su templo tras las obras de rehabilitación

La imagen del Cristo de La Laguna volverá a su Santuario el próximo 16 de marzo, cuando se produzca la reapertura del templo tras la finalización de las obras de rehabilitación del Santuario, que se encuentran en su fase final. Tras reunión técnica mantenida por la dirección facultativa de las obras, los representantes de la constructora contratada y el esclavo mayor, Francisco J. Doblas González de Aledo, se ha acordado la entrega de las obras a principios del mes de marzo. Con ello, se pondrá fin a la primera fase de obras de restauración del Plan Director del Santuario, con la idea de continuar con la segunda fase de las obras en los próximos meses en el resto de inmuebles anexos.

Según informó la Esclavitud, el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso; y el alcalde, José Alberto Díaz, estarán presentes para acompañar a la imagen en su regreso al Santuario.

El solemne traslado comenzará con esta extraordinaria procesión, que partirá a las 18:00 horas del viernes 16 de marzo de la iglesia de Nuestra Señora de Los Dolores, donde se encuentra temporalmente el Cristo. Al llegar al Santuario, en el atrio o plazoleta que le precede, se realizará un acto institucional de reapertura del templo e inauguración de las obras.

Por otro lado, el papa Francisco ha concedido el Año Santo Jubilar al Santuario, para conmemorar el quinto centenario de la presencia de la imagen del Cristo en la ciudad. Así, desde Roma se ha reconocido que la presencia del Cristo en el municipio, tras su llegada a la Isla en el siglo XVI, es un hecho tan relevante que debe ser conmemorado. Con motivo de esta concesión, tras el acto institucional de reapertura del templo e inauguración de las obras, el obispo procederá a la bendición de la apertura de la Puerta Santa, que posteriormente será abierta conjuntamente por el obispo, el rector, las autoridades de las tres administraciones y el esclavo mayor. Una vez abierta, será el trono procesional el primero en entrar en el templo para ser colocado en su altar mayor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook