26 de agosto de 2017
26.08.2017

El centenario corazón de Tejina

La tradición más reconocida de este pueblo lagunero vive mañana una nueva jornada de devoción con el izado de las tres ofrendas

25.08.2017 | 23:45
El centenario corazón de Tejina

Tejina vive mañana uno de sus días grandes. El izado de los Corazones es uno de los actos principales de las fiestas en honor a San Bartolomé que se celebran cada mes de agosto y una tradición que ningún vecino de este núcleo poblacional de La Laguna se quiere perder. La calle de Arriba, la de Abajo y el Pico volverán un año más a disputarse el honor de ser los primeros en alzar la ofrenda sobre la atestada plaza de la iglesia. Pero han sido muchos los que han protagonizado esta tradición antes que ellos.

Los Corazones no son otra cosa que ofrendas realizadas con flores, frutas y ramas. En este sentido, los ofrecimientos de este tipo se dan a lo largo de toda la geografía mundial. Sin embargo, lo que hace que la celebración tejinera sea única es la forma de corazón que se les ha dado a estas ofrendas. No obstante, no se tiene constancia real de cuándo se produce el cambio en el núcleo poblacional lagunero y la ofrenda pasa a tener esta forma tan característica.

El sentido de todas estas ofrendas que se pueden encontrar a lo largo de todo el planeta no es otro que el ofrecimiento al patrón o patrona de los beneficios obtenidos en la cosecha del año. Sin embargo, ninguna de estas manifestaciones populares, íntimamente relacionadas con el sentimiento religioso a lo largo del paso de los años, resulta tan única, llamativa y seguida como los Corazones de Tejina.

A pesar de que las fiestas de Tejina ya se celebraban en el siglo XVII, según algunas crónicas, los primeros datos que hacen referencia a los Corazones datan del final del siglo XIX. En lo referente a estas fiestas laguneras, existen evidencias indirectas sobre la celebración de los actos en honor a San Bartolomé mediante citas religiosas y populares. De este modo, aunque pronto se hizo evidente la vinculación de la celebración con la organización eclesiástica, lo cierto es que nació como una manera de celebrar los excedentes de la cosecha anual, algo más relacionado con la tradición agrícola que con la religiosa.

Sin embargo, la primera de las apariciones relacionadas con los Corazones tejineros data de los últimos años del siglo XIX, entre 1888 y 1890. Además, en los primeros años del siglo XX comenzaron ya a publicarse las primeras referencias en la prensa local de la época. En aquel momento ya se hablaba de la colocación de arcos en las plazas de los pueblos, que era una costumbre generalizada durante las celebraciones y que perdura hasta la actualidad. Asimismo, en los programas de la época ya se incluía el momento del izado de estas grandes ofrendas con una forma tan característica en la plaza.

En la actualidad, son tres los corazones que se alzan en la plaza de la iglesia de Tejina cada mes de agosto; sin embargo, lo más probable es que no siempre fuera así. No obstante, el vecino tejinero Guadalberto Hernández, quien durante más de 15 fue presidente de la Asociación Corazones de Tejina, explica que también es prácticamente imposible confirmar este dato en concreto. El tejinero indica que son las características históricas del pueblo lagunero las que hacen complicado ahondar en los orígenes y secretos de esta fiesta tan reconocida en la actualidad.

"Desde mi punto de vista, dado el número de habitantes de Tejina, la organización social de la zona y la forma en la que estaba disperso el poder económico en aquellos años, es difícil que en el siglo XVII y y XVIII se pudieran realizar los tres Corazones ya tal y como los conocemos en la actualidad", explica Guadalberto Hernández. Y es que en esa época, a pesar de que existía al menos una escuela para niños, las tierras de cultivo eran de secano y las personas que vivían en la zona eran aparceros, es decir, asalariados de los propietarios de los campos que vivían en otras zonas del municipio o de la Isla, por lo que la capacidad intelectual de los vecinos era escasa y era complicado que alguien se dedicara a recoger la historia del lugar, de sus fiestas y tradiciones.

A pesar de que sus inicios no están del todo claros, los Corazones de Tejina se han convertido en una de las tradiciones emblemáticas del municipio de La Laguna y, a lo largo de los últimos años, ha sido ampliamente reconocida. Todas estas distinciones han sido obtenidas después de la creación, en el año 2000, de la Asociación Corazones de Tejina, que surgió con el objetivo de proteger y fomentar esta tradición. De este modo, el Gobierno de Canarias aprobó la declaración de los Corazones de Tejina como son Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 2003. Además, recibieron el Premio del Centro Internacional de Conservación del Patrimonio (Cicop) a la Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural en 2004 y cuentan con la Insignia de Oro del Centro de Iniciativas Turísticas del Nordeste desde 2005. Por último, en 2013, la celebración recibió la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine