19 de enero de 2017
19.01.2017

La Laguna revive la bajada de la Virgen de Lourdes

La Verdellada celebra el 50 aniversario del primer recorrido

19.01.2017 | 10:46
Cartel de los festejos.

El lagunero barrio de La Verdellada ultima ya los detalles de la organización del inicio de las celebraciones del 50 aniversario de la llegada de la imagen de Nuestra Señora la Virgen de Lourdes al barrio, y con ello el nacimiento de sus fiestas patronales.

Los representantes vecinales de la zona explicaron que tanto el párroco de la zona, don Santiago Cruz, como las Asociaciones de La Verdellada integradas en la Federación Unión Verdeña, se encuentran inmersos en la organización de los primeros actos para celebrar este medio siglo de festejos. Por ello se han organizado para los próximos 10 y 11 de febrero varios actos religiosos enmarcados en el mensaje: María; Amar y Creer, Camino de la Esperanza. Con estos actos, adelantados esta misma semana por la revista digital El Verdeño, se revivirán las procesiones de subida y bajada de la Virgen de Lourdes desde Santo Domingo a La Verdellada.

La imagen de Nuestra Señora la Virgen de Lourdes, patrona de La Verdellada, fue adquirida a inicios del siglo XX por una devota y anónima familia lagunera. Tras una una promesa, encargó la talla y la donó a la Parroquia de Santo Domingo de Guzmán. En los archivos consultados por El Verdeño, no consta que la imagen nunca fuera expuesta al culto. De hecho, durante más de medio siglo quedó olvidada en un rincón de la sacristía del templo.

En 1967, don Juan José Rodríguez Trujillo (fallecido en 1997), miembro de la Venerable Hermandad del Santísimo Rosario, medió con el entonces párroco don Miguel Hernández Jorge, para la adquisición de la citada talla para su consagración a favor del barrio de La Verdellada.

Por aquel entonces finalizaban los trabajos vecinales del tendido eléctrico que llevó la luz al barrio. El barrio quería una patrona a la que pedir su protección.

Don Miguel, continúa en su relato la publicación vecinal, cedió a la petición, pero pidió que se organizara una colecta en el barrio para formalizar la operación como compra, tal y como se registró en la parroquia, asegurándose de esta forma que nadie les reclamara la imagen a los vecinos en el futuro. La Sociedad de Vecinos de entonces formalizó la adquisición y se constituyó a la par una comisión de fiestas para organizar ese mismo año la primera bajada de la Virgen de Lourdes a La Verdellada, y con ello el nacimiento de sus fiestas patronales.

Durante todo el mes de julio de 1967, La Verdellada acogió a la sagrada imagen, que regresó a la parroquia lagunera el primer domingo de agosto de aquel año. La bajada se repitió en diversas ocasiones, hasta que la Sagrada Imagen quedó definitivamente en La Verdellada en 1981, cuando se construyó en su honor la capilla que la custodia hasta nuestros días, a la espera de la futura construcción de su parroquia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine