04 de enero de 2013
04.01.2013

Tejina celebra su centenario Auto Sacramental de Reyes Magos

Dará comienzo el sábado a las 21:30 horas en la Plaza de la Iglesia de San Bartolomé de Tejina

04.01.2013 | 02:15
Presentación del auto de los Reyes Magos de Tejina

El pueblo de San Bartolomé de Tejina ya tiene todo preparado para celebrar, como hace desde hace más de un siglo, su histórico Auto Sacramental de Reyes Magos, una pieza dramática del teatro navideño canario de gran valor y la más antigua de Tenerife.

La cita es este sábado 5 de enero, víspera de Reyes, a las 21:30 horas en la Plaza de la Iglesia de Tejina, y el auto sacramental estará representado por casi un centenar de actores amateurs y colaboradores, todos ellos vecinos del pueblo, según explicaron esta mañana Ibys Hernández, una de las organizadoras del auto, y Aaron González, joven tejinero que este año representará a uno de los Reyes, quienes estuvieron acompañados por los concejales Juan Antonio Alonso y María José Castañeda.

Ibys Hernández animó a todas las personas que lo deseen a vivir "la magia" de este acto, "que es un orgullo para el pueblo de Tejina y que, pese a los tiempos que corren, se sigue manteniendo con ilusión, ingenio y ganas".

La primera representación contrastada de esta pieza teatral en Tejina data de 1904, y su representación se articula en varios actos argumentales, como son el Anuncio del Nacimiento y Adoración de los Pastores, la llegada de los Reyes Magos al palacio de Herodes, la Adoración de los Reyes al Niño y la Huida a Egipto.

Historia
La procedencia de los versos del auto tejinero ha sido popularmente atribuida al párroco D. José Manuel González de la Cruz que la habría traído a Tejina desde su pueblo natal, Garafía, en la isla de La Palma, aunque otra hipótesis dice que pudieran provenir de Betancuria, en Fuerteventura. No obstante, se cree que ambas versiones proceden de un texto original elaborado por fray Gaspar Fernández de Ávila y publicado en 1785.

El conjunto escénico del Auto ha ido modificándose con el paso de los años, pues las primeras representaciones tuvieron lugar dentro de la Iglesia para, a partir de 1946, comenzó a hacerse en la plaza y aledaños debido a la gran cantidad de público que asistía. El atrezzo ha ido variando hasta llegarse al escenario actual, que ocupa casi 100 metros lineales, y del que destacan la jaima, el desierto, el castillo de Herodes y el pesebre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook