25 de enero de 2009
25.01.2009

La isla de La Palma tiene el mayor cráter del mundo

El diámetro aproximado de la Caldera de Taburiente es de nueve kilómetros

25.01.2009 | 00:00
Vista panorámica de la Caldera de Taburiente.

La Palma posee el mayor cráter volcánico del mundo: la Caldera de Taburiente, todo un símbolo de la Isla Bonita. La Isla es, en proporción a su superficie y altura, una de las más escarpadas del planeta y, con sus aproximadamente dos millones de años es, en relación con la mayoría de Islas del Archipiélago canario, relativamente joven.
El origen de la génesis volcánica de La Palma está en la llamada deriva continental de dos placas tectónicas: la del Atlántico y la de África. Cuando ambas placas se desplazan, aproximándose o superándose, se origina un foco magmático, un punto caliente en el límite entre el magma y la corteza terrestre a través del cual se propulsa un torrente caliente de materia hacia arriba hasta alimentar un volcán de punto caliente.
Como la corteza terrestre se desplaza al doble de velocidad (10 centímetros al año) que el manto terrestre (5 centímetros al año) la posición del punto caliente respecto a la superficie terrestre varía, dando lugar a la formación de series de Islas volcánicas como las Canarias.
La Palma no sólo debe su existencia al vulcanismo sino que éste también ha cincelado el paisaje único que la caracteriza, dominado por la Caldera de Taburiente. Se supone que, inicialmente, se trataba de un conjunto compuesto por varios volcanes menores y uno de mayor pujanza cuyo domo de lava de 3.500 metros de altura finalmente se desmoronó.

Fascinante belleza. Los bordes del cráter se fueron erosionando durante millones de años hasta dar forma a la fascinante belleza natural que presenta la Caldera en la actualidad, que continuamente enamora a palmeros y turistas. Sus escarpadas laderas alcanzan una altura de 2.426 metros (en el Roque de los Muchachos) y su diámetro es de nueve kilómetros. El único volcán todavía activo, cuya última erupción se produjo en 1971, es el Teneguía, que se encuentra en el sur de la Isla (en el término municipal de Fuencaliente).

Formas extremas. En esta zona el paisaje volcánico muestra sus formas más extremas: pizarras sedimentaciones, elevadas formaciones basálticas y fina arena de lava acompañan al turista de senderos que pase junto al Teneguía hasta el agua. Su hermano mayor, el volcán de San Antonio, ofrece unas vistas impresionantes sobre el Teneguía pardo-rojizo y el campo de lava.
Aunque desde la última erupción han pasado poco más de treinta años, los palmeros se han vuelto a adueñar de la tierra. Alrededor del Teneguía crecen las uvas aromáticas de las que se obtiene el buen vino de Fuencaliente y a lo largo de la costa se extienden grandes plantaciones de plátanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook