10 de marzo de 2019
10.03.2019
Alemania

La sucesora de Merkel en la CDU critica el "centralismo" europeo de Macron

"Una europeización de los sistemas sociales y del salario mínimo sería el camino erróneo", afirma Annegret Kramp-Karrembauer

10.03.2019 | 20:03
Annegret Kramp-Karrembauer

La jefa de la Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), Annegret Kramp-Karrembauer, afirmó en respuesta al más reciente plan para Europa del presidente francés, Emmanuel Macron, que el "centralismo es el camino erróneo".

"Un centralismo europeo, un estatismo europeo, la comunitarización de la deuda, una europeización de los sistemas sociales y del salario mínimo sería el camino erróneo", dijo AKK, como se la conoce en Alemania, en una columna publicada hoy en "Welt am Sonntag".

AKK, sucesora desde el pasado diciembre de la canciller Angela Merkel, rebatió así las exigencias de Macron de establecer en Europa un "escudo social" que le garantice a cada trabajador "la misma remuneración en el mismo lugar de trabajo, y un salario mínimo europeo adaptado a cada país". Para la líder conservadora, hay que "apostar por un sistema de subsidiariedad, responsabilidad propia y obligación asociada".

El objetivo, en su opinión, es lograr una "convergencia en el sentido de condiciones de vida equivalentes" dentro y entre los Estados miembros. "Por eso necesitamos una estrategia para fomentar una convergencia que entrelace los enfoques nacional y europeo de manera inteligente", señala.

Por otro lado, la líder conservadora coincidió con Macron en lo que respecta a la política migratoria y la necesidad de fortalecer las fronteras exteriores de la UE.

Mientras el presidente francés subrayó la necesidad de "revisar el espacio Schengen" y dijo creer en "una Europa que protege a la vez sus valores y sus fronteras", AKK destacó la importancia de "fronteras exteriores seguras "para garantizar el sentimiento de unidad y seguridad en Europa". Para ello, según la líder conservadora, es necesario "completar Schengen", lo que a su vez requiere en la UE de un "acuerdo sobre la protección íntegra de las fronteras".

En materia de política exterior, AKK exigió un puesto común permanente de la UE en el Consejo de Seguridad de la ONU, estatus que de momento sólo tienen como comunitarios Francia y Reino Unido. "Tenemos que seguir siendo transatlánticos y al mismo tiempo volvernos más europeos", agregó.

Por eso propuso asimismo la creación de un Consejo de Seguridad Europeo con la inclusión de Reino Unido para decidir sobre posturas comunes en materia de política exterior y organizar actuaciones comunes en lo que respecta a política de seguridad. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook