03 de febrero de 2018
03.02.2018
Desigualdad

Millones de niñas en la India son marginadas porque sus padres querían un varón

Las 'indeseadas' ven limitadas sus oportunidades en la vida por esta antigua preferencia social

03.02.2018 | 08:51
Unos 21 millones de niñas son repudiadas en India.

Unas 21 millones de niñas en India son "no deseadas" y ven limitadas sus oportunidades en la vida por el mero hecho de que sus padres querían tener un hijo varón, según cifras divulgadas esta semana por el Gobierno indio en una encuesta caracterizada por su integración dentro del movimiento #MeToo contra los abusos sexuales y la desigualdad, y que remite directamente a siglos de costumbres y tradiciones en los que la mujer ha sido reducida a un objeto de intercambio.

La encuesta económica anual del Gobierno, presentada al Parlamento el pasado lunes en un documento con una portada en color rosa, incluyó un capítulo sobre los problemas de las mujeres por primera vez, con la inscripción #MeToo en reconocimiento a la campaña mundial contra el acoso sexual.

"India debe enfrentarse a esta preferencia social, casi meta-preferencia, por un hijo, que parece casi inoculada", según el informe.

Esto llega en un momento en que, según las perspectivas del Gobierno, India recuperará su posición como la más rápida en crecimiento de las grandes economías mundiales. Sin embargo, el desarrollo "no ha demostrado ser un antídoto" ante la desigualdad de género, según la encuesta.

Si bien los abortos por selección de sexo son muy frecuentes a pesar de la prohibición, la preferencia por hijos varones también se manifiesta en padres que eligen seguir teniendo hijos hasta que tienen hijos, lo que lleva a un estimado de 21 millones de niñas "indeseadas", señaló la encuesta.

"Es hora de que la sociedad una fuerzas para que categorías odiosas como esta pasen a la historia. La preferencia por los varones es perjudicial para las niñas ya que, solo por el hecho de nacer, cuentan automáticamente con menos recursos", según la encuesta. Por ejemplo, muchos padres prefieren hijos porque pueden heredar propiedades mientras que las familias tienen que pagar dotes cuando sus hijas se casan.

Los analistas han dado la bienvenida al mero hecho de que el Gobierno reconozca este problema, pero piden que incremente sus esfuerzos para lograr la igualdad de derechos y reconozca sus fallos.

"El Gobierno no ha aceptado el fracaso de su política económica con respecto a los derechos de las mujeres y el trabajo femenino, incluido el no remunerado", según la profesora de Economía en la Universidad Jawaharlal Nehru en Delhi, Jayati Ghosh.

"Tampoco están haciendo lo suficiente para detener la violencia contra las mujeres, lo que limita seriamente la participación laboral", ha añadido a la Fundación Thomson Reuters.

Casi dos tercios de las mujeres indias con títulos universitarios no tienen trabajo, y la participación femenina en la fuerza laboral está entre las más bajas del mundo, según datos del Banco Mundial.


Ir más allá


Para la activista por los derechos de las mujeres Kamla Bhasin es necesario profundizar en tradiciones y costumbres: garantizar los derechos de propiedad para las mujeres y poner fin a los estereotipos de género en la cultura popular hindú.

"No es solo el Gobierno, tenemos que enfrentarnos al patriarcado, que está atrincherado a todos los niveles. De lo contrario, el mensaje es: las mujeres no son iguales a los hombres", ha explicado la activista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook