07 de agosto de 2013
07.08.2013
Moción de confianza

La República Checa se asoma a unas nuevas elecciones

El Gobierno tecnócrata no superó una moción de confianza, lo que abre la puerta a comicios anticipados

07.08.2013 | 22:33

El Gobierno tecnócrata de la República Checa, nombrado el pasado 10 de julio por el presidente del país, Milos Zeman, cayó este miércoles en una moción de confianza en el Parlamento, cuyos legisladores acordaron en su mayoría iniciar el proceso de disolución de la Cámara baja para convocar comicios anticipados.

A partir de la fecha de disolución parlamentaria, la Carta Magna establece un plazo máximo de 60 días para la celebración del proceso electoral, que se espera que tenga lugar en octubre.

Esto permite al Ejecutivo en funciones del ex socialdemócrata Jiri Rusnok preparar los presupuestos generales de 2014, la principal tarea que se adjudicó.

Otra de las tareas era no interferir en el proceso penal por delitos de tráfico de influencias y abuso de poder, abierto a personas ligadas al gobierno conservador anterior, entre ellas la jefa de Gabinete del ex primer ministro conservador Petr Necas, que dimitió en junio por esa razón.

"Presentaremos la dimisión inmediatamente, mañana, pasado, cuando sea necesario", señaló estte miércoles el jefe del Ejecutivo, que mostró su satisfacción, ya que la sesión sirvió de "catalizador para unas elecciones anticipadas".

Adelantar el proceso electoral no estaba en los planes de la antigua coalición gubernamental de centro derecha, que disponía teóricamente de una mayoría parlamentaria de 101 escaños, sobre un total de 200.

Durante la votación de este miércoles, sin embargo, y tras una sesión maratoniana de más de nueve horas, dos parlamentarios del liberal Partido Democrático Ciudadano (ODS) se ausentaron de la sala, lo que dinamitó la coalición.

"Nuestro grupo ha aprobado una resolución para apoyar los comicios anticipados", dijo tras la votación Petr Gazdik, portavoz del grupo parlamentario conservador TOP 09, la segunda mayor fuerza en la antigua coalición gubernamental.

Los grupos políticos se reunirán este juevespara fijar la fecha de la sesión extraordinaria que decida la convocatoria de nuevos comicios.

Hasta ahora los conservadores habían rechazado adelantar los comicios porque las encuestas les son desfavorables después de años de impopulares políticas de austeridad y varios escándalos por corrupción.

El líder socialdemócrata Bohuslav Sobotka, cuya formación se perfila como vencedora de esas próximas elecciones, señaló este miércoles que quiere unir fuerzas con otros grupos parlamentarios para definir mejor las prerrogativas presidenciales.

Se trataba de una asignatura pendiente desde que fuera aprobada una enmienda constitucional para elegir al jefe de Estado directamente por la ciudadanía.

Y es que, según Sobotka y los líderes del centro derecha, esa elección directa derivó, de manera táctica, hacia una sistema semipresidencialista desde que Milos Zeman fue elegido presidente en enero pasado.

Las últimas semanas han estado marcadas por un enfrentamiento entre la Presidencia y los partidos de centro derecha en el parlamento, que consideran que deberían de haber sido ellos los que formen el nuevo Gobierno al contar con mayoría en la cámara.

Durante el mes que el Ejecutivo "de expertos" de Rusnok estuvo en el poder, se aumentó el sueldo mínimo y se logró una acuerdo entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y el de Industria y Comercio.

Con esa medida se quiere abrir las puertas a la diplomacia económica, fortaleciendo el papel de las agregadurías comerciales en las embajadas.

Hubo además algunas decisiones controvertidas, como el cese del director del Teatro Nacional de Praga, que fue revocada en 24 horas por orden del primer ministro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine