03 de julio de 2013
03.07.2013
Golpe de Estado en Egipto

Obama insta a los militares a ceder el poder con rapidez

El presidente de Estados Unidos pide evitar la "detención arbitraria" de Mursi

03.07.2013 | 13:34

El presidente de EEUU, Barack Obama, pidió este miércoles a los militares que han derrocado al mandatario de Egipto, Mohamed Mursi, que devuelvan la autoridad "a un gobierno civil elegido democráticamente" tan pronto como sea posible y ordenó revisar la ayuda que Washington otorga a ese país.

En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama evitó hablar de golpe de Estado y expresó su preocupación "por la decisión de las Fuerzas Armadas egipcias de remover al presidente Mursi y suspender la Constitución".

"Creemos que en un última instancia el futuro de Egipto solo puede ser determinado por el pueblo egipcio", subrayó Obama, que llamó también a evitar las "detenciones arbitrarias" de Mursi y sus seguidores.

Estados Unidos "no apoya a determinadas personas o partidos políticos" en Egipto, pero "estamos comprometidos con el proceso democrático y el respeto al Estado de derecho", aseguró el presidente estadounidense.

Además, Estados Unidos "sigue creyendo firmemente que la mejor base para la estabilidad duradera en Egipto es un orden político democrático con la participación de todas las partes y todos los partidos", prosiguió.

Obama indicó que espera que "durante este periodo de incertidumbre" las Fuerzas Armadas aseguren que "los derechos de todos los hombres y mujeres egipcios están protegidos".

"Las voces de todos los que han protestado pacíficamente deben ser escuchadas, incluyendo a los que dieron la bienvenida a los acontecimientos de hoy y a los que han apoyado al presidente Mursi", señaló Obama, quien instó a todas las partes "a evitar la violencia".

A juicio del mandatario, "un gobierno honesto, capaz y representativo es lo que buscan y merecen los egipcios".

El presidente sostuvo, además, que ha indicado a los departamentos y organismos competentes revisar la ayuda que el Gobierno de EEUU otorga a Egipto, valorada en unos 1.500 millones de dólares anuales.

Por ley el Gobierno de EEUU está obligado a suspender la ayuda a un país cuyo líder haya salido de un golpe de Estado.

Obama se reunió en la Casa Blanca para analizar la crisis en Egipto con asesores y algunos miembros de su gabinete, entre ellos los jefes del Pentágono, Chuck Hagel, y de la CIA, John Brennan, y el secretario de Justicia, Eric Holder.

Mientras, el Departamento de Estado urgió a los estadounidenses que viven en Egipto a salir de ese país debido a la "inestabilidad política y social permanente", y les instó "encarecidamente" a evitar cualquier tipo de manifestación.

También ordenó al personal no esencial de su embajada en El Cairo y a sus familias que abandonen Egipto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine