29 de mayo de 2012
29.05.2012
Violencia en Siria

Denuncian una treintena de muertos pese a la visita de Annan

La presencia del mediador internacional no ha servido para detener los ataques del régimen de Bachar al Asad

29.05.2012 | 21:00

Los grupos opositores sirios denunciaron la muerte de una treintena de personas por ataques de las fuerzas del régimen de Damasco en varias zonas de Siria, pese a que el mediador internacional Kofi Annan se encuentra de visita en el país.

Según los Comités de Coordinación Local (CCL), al menos 33 personas fallecieron en Siria, entre ellos cinco menores, una mujer y cinco combatientes rebeldes, mientras que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos documentó 29 víctimas.

Estas redes de activistas informaron de que la mayoría de los fallecidos se registraron en Homs (centro), uno de los feudos de la oposición al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, donde murieron doce personas.

Tres de las víctimas de Homs perecieron en los bombardeos de las tropas gubernamentales contra la localidad de Al Buaida Sharquiya, en las afueras de Al Qasir, de acuerdo a un comunicado del Observatorio.

Al menos otras siete perdieron la vida en la propia ciudad de Homs, entre ellos una profesora por disparos de francotiradores, y un joven de 25 años por el impacto de un proyectil.

En cuanto a la situación en Alepo, el activista Abu Yaafar dijo a Efe que alrededor de 40.000 personas han huido de la zona de Atareb, formada por unas trece aldeas, que es sobrevolada por helicópteros.

Yaafar confirmó la muerte de siete personas en esta provincia, entre ellas un menor y dos soldados desertores, debido a los disparos y bombardeos de las fuerzas gubernamentales.

"Las comunicaciones están cortadas, faltan medicamentos y alimentos de primera necesidad", lamentó el activista de Alepo, que subrayó que la zona está completamente cercada y los caminos bloqueados con vehículos blindados.

Además de Homs y Alepo, la violencia se extendió a la provincia central de Hama, la meridional de Deraa, la septentrional de Idleb y a las localidades de la periferia de Damasco, lugares en los que fueron convocadas también manifestaciones contra Al Asad.

Al margen de los ataque de esta jornada, tanto el Observatorio como los CCL denunciaron una nueva matanza cometida por las fuerzas del régimen en la provincia oriental de Deir el Zur, en la aldea de Tib al Fal, donde fueron hallados trece cadáveres con signos de tortura.

En un vídeo difundido por los activistas al que tuvo acceso Efe, se ven los cuerpos maniatados y con los ojos vendados de más de una decena de personas, tumbados en el suelo.

Estas informaciones, que no pueden ser verificadas de forma independiente debido a las restricciones impuestas por el régimen a la prensa, coinciden con una reunión en Damasco entre Al Asad y Annan, quien efectúa su segunda visita a Siria.

En el encuentro, Al Asad señaló que la iniciativa de paz planteada por Annan "depende de que se detenga el contrabando de armas y se frene el terrorismo y a quienes lo apoyan", y destacó que supuestos grupos terroristas han aumentado últimamente sus acciones.

A pesar del compromiso que las partes enfrentadas mostraron por esa iniciativa y la presencia en el terreno de unos 300 observadores de Naciones Unidas, la violencia continúa en Siria y se ha cobrado la vida de más de 10.000 personas desde que estallara en marzo de 2011, según cifras de la ONU.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine